sábado, 31 de diciembre de 2005

Fin de año

Ha sido un año desastroso, otro año echado a perder. Ni siquiera puedo decir que sea ahora más sabio. Lo único esperanzador resultó ser finalmente sólo un espejismo. En realidad, tenía que haberme dado cuenta, pero siempre cometo los mismos errores. Supongo que algunos son demasiado hermosos como para no cometerlos. Claro que, como era de esperar, al final no logré besarla.

El año que viene, más.

viernes, 30 de diciembre de 2005

Sobre la especulación inmobiliaria

Cuando era pequeño estaba convencido de que existía un "día de la mudanza", día en el que todo ciudadano estaba obligado a cambiar de casa. Era mi forma absurda de racionalizar que nos hubiéramos mudado de Málaga a Fuengirola, supongo. Lo curioso del tema es que conseguí que un amigo también creyera en la existencia de ese día y me parece que incluso inventamos una canción sobre ello. Y a mí que me gustaba pensar que fui normal y me desvié del camino...

jueves, 29 de diciembre de 2005

Plan nueve del espacio exterior

Me parece que con los años, en vez de aprender, voy desaprendiendo cosas. Creo que si me abdujeran los extraterrestres para recabar información con vistas a la invasión del planeta, no sacarían nada en claro.

miércoles, 28 de diciembre de 2005

Una de médicos

Hoy he ido al médico, donde a los plebeyos nos tratan con dulzura. Es curioso, pero siempre que tengo algo pienso que será grave y mortal. Es normal que un neurótico como yo sea también un hipocondríaco, diréis. Pero resulta que cuando tengo que contarle al médico lo que tengo, me da por falsear los síntomas, minimizarlos. Por alguna razón estoy convencido de que si el médico piensa que no tengo nada, entonces, por acto de magia, no tendré nada. Lo peor es que soy consciente de todo esto, pero aún así me cuesta vencer la tentación de engañarle.

Me llama bastante la atención lo defectuoso que es el sistema sanitario. Yo hoy iba al médico sabiendo que no me iba a solucionar nada, puesto que tenía que mandarme al especialista. Pero no había ninguna manera de saltarse el trámite. ¿Por qué no puedo ir directamente al especialista? ¿Por qué no puedo hacer esta consulta por teléfono o incluso por internet, ahora que somos modernos? No, tenemos que perder el tiempo todos: el médico, los otros pacientes y yo.

Al final me han dado cita para febrero. He esperado a ver si me aclaraban que era la inocentada del día, pero no. En todo ese tiempo puedo curarme, ponerme peor o morirme, pero lo que importa, por lo visto, es si España es nación o no...

martes, 27 de diciembre de 2005

L'amour, la la la

Esto del amor es una tontería. Ya son ganas de ponerse uno mismo en una situación de inferioridad. Hablo de mi caso, claro, que supongo que para los James Bond de esta vida es algo muy diferente. Yo soy como Woody Allen en "Play it again, Sam", pero peor, que lo suyo era ficción. Además, siempre me gustan chicas con novio (o novia, que también se ha dado el caso), lo que por otra parte tampoco es tan sorprendente, porque todas las chicas que conozco tienen pareja. No sé cómo lo hacen.

¿Cómo ligar? El método normal es seducirla disimuladamente, lo cual es un poco tonto, ya que ella sabe que estás intentando ligártela, pero aún así tienes que actuar como si eso no fuera cierto. También desempeña un papel la psicología inversa: mostrar desinterés para que ella se interese y bla, bla, bla. Dicen que esto funciona muy bien con las reinas del baile, acostumbradas a que todos giren a su alrededor. No sé si es verdad, pero es lo que dicen.

Yo no sé hacer nada de eso. Soy mal jugador de póquer. Enseño antes de tiempo mis cartas, y encima nunca son buenas. Como decía Robert Crumb: el recurso a la comedia nunca ha sido de interés romántico. Tampoco el romanticismo decimonónico, que, aunque bonito, está un par de siglos pasado de moda. A todo el mundo le gusta que le halaguen, pero nadie se enamora por eso. Bueno, tal vez si eres un hechicero consigas enamorar así a alguien. Además, las nuevas tecnologías se han cargado este sistema. Le mando un sms muy currado, casi un haiku, y entonces pienso: "¿y si está desnuda en la cama con el tío ese?". Es algo que te hace pensar que eres gilipollas del todo. O le mandas un email y de pronto te imaginas que mientras ella está leyéndolo en el ordenador su novio la espera en la cama con una erección. Y tú escribiéndole chorradas, ¿con qué fin? Ya, si la culpa no es de las nuevas tecnologías, sino mía por pensar estas cosas, pero no puedo evitarlo. Como si no tuviera uno bastante con la pregunta tradicional: ¿por qué le escribes a una tía que no te quiere?

lunes, 26 de diciembre de 2005

El exilio interior

Me recomienda Ricardo que me vaya un año al extranjero para pensar en el aquí y ahora y dejarme de tantas "pajas mentales", ya que cuando tienes problemas reales, poco espacio queda para la metafísica. Además, como él mismo dice, primero hay que vivir y sólo después escribir, lo que me recuerda que muchas veces me parecía que mi único interés en vivir "aventuras" consistía en poder tener algo sobre lo que escribir luego. Me he sentido como un ladrón muchas veces.

Me vendría bien irme, sería una manera de abandonar este exilio interior, que es mucho peor. Además, se me ocurre que "tengo que irme del país porque no me quieres" suena bastante bien.

domingo, 25 de diciembre de 2005

Navidad

Qué bonita es la navidad. El espíritu navideño y el amor al prójimo me hacen escalar hasta el tercer puesto de todas las listas de éxito en los corazones ajenos. Me he despertado solo y en toda la noche no me ha visitado ningún espíritu de las navidades pasadas, presentes o futuras. Me escuecen los ojos y escucho música deprimente. Qué bonita es la navidad.

sábado, 24 de diciembre de 2005

Contra el mundo, capítulo 659

Se supone que el chill out es una música relajante, pero, claro, una vez más la teoría y la realidad son bastante diferentes. O al menos sucede así con el "flamenco chill" o "chill out aflamencao" de Chambao. Cada vez que escucho a la señorita esa berreando "y ahí estás túuuuuuuuuuu, túuuuuuu" me entran ganas de subirme a un campanario con un rifle y disparar a los transeúntes. Por no hablar de la letra de la canción, pura poesía simbolista. Veamos un fragmento:

Y es que yo canto porque a mí me gusta cantar
También tú bailas porque a ti te gusta bailar, túuuuuu

Y es que yo canto porque a ti te gusta escuchar

Lo que yo canto porque así se puede bailar, túuuuuu


Sobrecogedor.

viernes, 23 de diciembre de 2005

España en cómodos plazos

Últimas noticias:

- El Gordo le toca a los pérfidos catalanes, que, no contentos con obligarnos a brindar con cava, se llevan el dinero de la lotería de todos los españoles en lo que es seguramente otra de las concesiones de ZP al tripartito.

- La Familia Real, que tanto nos quiere y que tan campechana es, demuestra una vez más lo cerca que está del pueblo felicitando la navidad con un fotomontaje cutre y salchichero realizado en cinco minutos mal contados. Para que se note que son informales como nosotros, claro.

- Papuchi, el padre de Julio Iglesias, murió y, con él, una idea de España.

jueves, 22 de diciembre de 2005

Molando

En la parada de autobús. Hay un cartel publicitario. En él sale uno de los miembros de Pereza, grupo malo donde los haya. Hay escrita una frase. La leo. Dice: "el ruido de las sirenas y del tráfico son puro rock & roll". Me parece la cosa más estúpida que he leído en mucho tiempo. Pero se supone que es "guay". Hay que ser guay. "El ruido del tráfico es puro rock & roll, nena". Venden calzoncillos. Calzoncillos para la gente guay.

Más tarde veo otro. En éste sale una de las componentes de Las Niñas, grupo aún peor que el anterior. Esta dice: "Los que reniegan de su barrio no llegan demasiado lejos." No sé si la frase es más tonta que la otra. Filosofía guay. Venden bragas. Bragas para la gente guay.

miércoles, 21 de diciembre de 2005

Sexo

Hoy hace cinco años que perdí la virginidad. Si fuera una persona normal, la habría perdido hace diez años, supongo. Es curioso lo relativo que es el tiempo: cinco años me parecen muchos cuando pienso en mi historia con Alba, pero parece que fue ayer cuando lo planteo en términos de virginidad. Hay que ver lo difícil que es convencer a una mujer para que lo acompañe a uno a la cama, al menos cuando eres una mezcla de Woody Allen y Charles Manson. Creo que es la moraleja de la historia.

martes, 20 de diciembre de 2005

Más de lo mismo

Iba ayer tranquilamente en el tren hacia Málaga con la sana intención de ver "Match Point" en el cine Alameda y pensando en cómo derribar al gobierno cuando, de pronto, vi que un antiguo compañero del instituto estaba sentado frente a mí. Para mi desgracia, él también me había visto y, no contento con ello, se levantó de su asiento y se sentó conmigo. Lo primero que le dije es que siempre me deprimía verles a todos ellos, puesto que conseguían que pensara que mi vida era un absoluto fracaso al comparar nuestras situaciones vitales, pero él se lo tomó como un comentario humorístico y se echó a reír amistosamente, para, acto seguido, empezar a contar que se ha comprado un piso, que tiene novia, que su trabajo es una mierda (esto ya me reconfortó un poco) y que iba a buscar uno de "segurata". Menos mal que la conversación derivó al tema estrella en toda reunión social en la que hay hombres involucrados: las mujeres. Pero cuando parecía que todo iba a ir bien y que nos íbamos a limitar a intercambiar un par de tópicos, empezó a hablar de las jovencitas de hoy en día, todas ellas lolitas militantes de las que carecíamos en nuestra época y bla, bla, bla. Elevé una plegaria mental a los dioses en la que solicitaba la inmediata defunción de mi viejo compañero de instituto, pero no sucedió nada. Al despedirnos, me comentó que Diana y Alicia, gemelas que codiciábamos en nuestra ya lejana adolescencia, habían perdido gran parte de su atractivo con los años, comentario que consideré muy deprimente, pues hay que preservar los bellos recuerdos.

Por la calle luego sólo veía mujeres y parejas que demostraban públicamente su amor, y volví a sentirme muy solo. Me acordé entonces de Alain Delon, que a sus 70 años dice que, si no encuentra una mujer, se suicidará, y pensé: "Lo que es bueno para Alain Delon, es bueno para mí".

lunes, 19 de diciembre de 2005

Contratamos todo el año

En vez de relacionarme con personas serias y normales, lo que posiblemente haría que sintiera vergüenza de mí mismo y, en consecuencia, me esforzara por cambiar, me gusta disfrutar de la compañía de otras personas que, como yo, siguen vivas gracias a que la sociedad evita que la selección natural haga su trabajo. Así, por ejemplo, me veo respaldado por Stanley Illis cada vez que vemos a una mujer hermosa y propongo seguirla sólo por el placer que proporciona tal actividad. Si Stan fuera una persona normal, reaccionaría ante estas propuestas mías casi delictivas mirándome con tristeza y desaprobando mi actitud ante la vida, lo que me haría recapacitar y convertirme en un cristiano renacido como George Bush u oferta equivalente. Pero, claro, si Stan fuera así no sería amigo mío, así que esto que digo sólo funcionaría si todo el mundo fuera normal menos yo. La vida sería realmente solitaria entonces...

Esto lo aplico también a mis relaciones sentimentales, como dirían en la tele (y emotivas, añadiría uno). No puedo evitar que me gusten las desequilibradas. Si veo que una chica insiste en guardarse ensalada en el escote, tengo que conocerla. Lamentablemente, aquí no tengo tanto éxito como en lo que se refiere a entablar amistad con otros enfermos mentales; por alguna razón que desconozco, prefieren enamorarse de personas normales o inadaptados guapos.

Me pregunto cómo seré cuando tenga 40 años, si es que llego a cumplirlos. Me pregunto si me gustará la comida del psiquiátrico.

domingo, 18 de diciembre de 2005

Mi futuro

Me veo despeinado, barbudo, mal vestido, con aspecto de loco, manteniendo largas conversaciones conmigo mismo mientras deambulo por las calles... En definitiva, igual que ahora, pero más viejo.

sábado, 17 de diciembre de 2005

Dictadores

Recuerdo que cuando era pequeño estaba convencido de que "los chicos mayores" eran todos unos hijos de puta por naturaleza. Pensaba así porque observaba que los niños de más edad abusaban de los pequeños siempre que tenían ocasión. Fue entonces cuando adquirí la conciencia de clase que me llevó a liderar a los trabajadores en la revo... perdón, no era así. Prosigo. Aunque verme puteado y extorsionado no era agradable, yo no quería ser un tirano y explotar a mis compañeros de menor edad y tamaño, así que me pareció que la solución para seguir siendo moralmente perfecto -y, por lo tanto, físicamente débil- era evidente: no crecer. Me puse de acuerdo con un amigo para no crecer más. Mi amigo faltó a su promesa. Yo también, pero menos, que me he quedado en 1,70. Así, uno de los días más felices de nuestra infancia fue cuando pudimos traicionar nuestros ideales al alcanzar la edad suficiente para utilizar el campo de los mayores (mi colegio estaba dividido en zonas, como los campos de concentración). "Ya somos mayores, la Edad de Oro comienza, adiós a la esclavitud", pensábamos llenos de alborozo y vísceras. Entonces comenzó mi aprendizaje de una verdad de la vida: algunos niños, aunque tengan 30 años, siempre son puteados por fuerzas superiores.

viernes, 16 de diciembre de 2005

En el prostíbulo

He presentado un relato sin importancia a un concurso de ámbito autonómico, ya que el primer premio son 900 euros y es un dinero que me vendría muy bien para descapitalizarme acto seguido. Aparte de esto, he recibido las bases de Málagacrea 2006 (resulta reconfortante que te las manden por correo a casa, es como pertenecer a una secta) y, en fin, me tientan los 1500 euros del primer premio, pero me parece que es perder el tiempo presentarse, puesto que es un concurso totalmente amañado. No me molestó que los relatos ganadores fueran peores que el mío, lo que me molestó es que fueran tan terriblemente malos. Estuve a punto de levantarme en mitad del acto y gritar "¡Anatema, cabrones, anatema!". Además, los ganadores eran amigos y tenían un compadreo bastante sospechoso con los organizadores del tinglado. Lo peor de lo peor fue que, en la presentación, a uno de los ganadores se le comparó con Borges por un relato lacrimógeno -de lo malo que era- que además de estar pésimamente escrito no era más que una paja mental. Puestos a escribir chorradas, al menos las mías conducen a algo (generalmente, a una chorrada mayor).

Como ya he renegado del concurso, anuncio que me presentaré.

jueves, 15 de diciembre de 2005

Cuentos de navidad

Capra nuestro que estás en los cielos, permite que me suceda alguna alegre historia navideña con final feliz, aunque sea con mensaje moralista de los años cuarenta. Si no es mucho pedir, que suceda hoy, y si me tienes que enviar un ángel, que sea mujer.

miércoles, 14 de diciembre de 2005

La vida iba a ser maravillosa

Eso nos decían cuando éramos niños. O a lo mejor no nos lo decía nadie, sino que nos lo inventamos nosotros. Como tantas leyendas urbanas de la infancia. Recuerdo que en mi colegio había un chico que decía que el semen no podía lavarse (Monica Lewinsky era pariente de este niño, por lo visto) y juraba que su hermano mayor tenía los muslos totalmente manchados de semen, lo que era un grave problema. Nacemos surrealistas, luego se encargan de moldearnos para adecuarnos a la realidad, que generalmente no tiene tanta gracia.

Yo me sigo montando películas solito, quizás por aburrimiento, quizás por enfermedad mental. A lo mejor me fijo en una chica que vende flores en un puesto callejero y me imagino viviendo historias con ella. Invento toda una biografía para ella y me veo como una especie de héroe romántico. En la vida real no sería capaz de hilvanar un par de frases si me decidiera a abordarla, claro. Las únicas armas que tiene un paria para defenderse de la realidad son: la imaginación, la música y el alcohol. Nobody expects the Spanish Inquisition.

Hay una aristocracia vital a la que envidio casi todo el rato. A mí también me gustaría ser ario, nacionalsocialista y todo eso. A mí también me gustaría disfrutar con los anuncios de la tele en vez de opinar que son una mierda. A mí también me gustaría tener interés por los coches y no por frikadas. Una vez, de pequeño, en un intento de socializarme me uní a unos chicos que jugaban a la guerra o algo parecido. El cabecilla repetía una y otra vez algo que a mí me sonaba como "Escipión". Yo, para ganarme su simpatía, dije un par de veces que teníamos que aplastar a Aníbal y su ejército. Noté que me miraban raro. Sólo mucho después comprendí que a lo que estaban jugando era a los Transformers y que el niño decía algo así como "Decepticón", mientras que yo creía que estaba en la batalla de Zama...

La vida también es surrealista a veces. Una vez me abordó un yonqui que, muy educadamente, me indicó que si no accedía a darle el dinero que llevase encima se vería obligado a agredirme y arrebatarme no sólo el dinero, sino también el reloj, las gafas y la chaqueta. Como me lo había pedido con buenas maneras y además no había público que pudiera admirar una posible heroicidad por mi parte, le di 3 euros, quedándome con algo de calderilla para poder coger el tren, lo que le pareció bien a mi asaltante. Entonces reparé en que me faltaba dinero para el billete, cosa que manifesté en voz alta. Con amabilidad, me preguntó: "¿cuánto te falta?". "20 céntimos", contesté. Me los dio. Conmovido por su bonhomía, quise ayudarle en la profesión que había escogido y le aconsejé que la próxima vez no atracara a estudiantes, que generalmente nos movemos desposeídos por el mundo, a lo que respondió, un tanto indignado: "oye, que esto no es un atraco, ¡tú me das el dinero porque quieres!".

martes, 13 de diciembre de 2005

Boicot

Creo que quizás se me dan tan mal las mujeres porque por mi apellido piensan que soy catalán.

lunes, 12 de diciembre de 2005

Love sick

Mi primera cita con Alba fue hace casi 8 años. Ha pasado ya mucho tiempo; a veces le digo que es mi plaga favorita y la enfermedad más bella del mundo. Fue en marzo, lo cual es curioso, puesto que, años después, en una de esas coincidencias solipsistas, me dejaría en marzo también. Dados mis antecedentes con citas falsas, estaba convencido de que no acudiría (además, a esa edad -16 años- las chicas pueden ser muy hijas de puta), pero vino. Llevaba puesta una gorra, pero no recuerdo si era azul o gris, mi memoria se está volviendo daltónica, como mis hermanos. Creo que era azul. Tenía las uñas pintadas de naranja, eso no lo he olvidado. Me dio la mano, nada de dos besos, como si se tratara de una entrevista de trabajo: "¿Busca musa? Pues creo que estoy capacitada para el puesto." Recuerdo que hablamos de lesbianismo, comunismo y nuestros cumpleaños. Quedó tan gratamente impresionada que, tres años después, empezó a salir conmigo.

Un amigo mío suele decir que una relación nunca funcionará si a la otra persona no le has gustado desde el principio. Puede que sea cierto. Creo que a Alba la seduje finalmente con el síndrome de Estocolmo, que siempre ha funcionado. Si una supermodelo de lencería naufragara conmigo en una isla desierta, sería mía sin apenas dificultades. Secuestren a sus amadas... perdón, me estoy saliendo del tema. El caso es que fue muy bonito. Algo tan poco extraordinario en primera instancia como hacer manitas en unas jornadas sobre Buñuel se convertía en un acto de lo más íntimo. Me curó muchas heridas. Es algo que sólo sé yo.

Me encantaba besarla. Tanto, que a veces se enfadaba porque no le dejaba hablar. Me encantaba que me arañase la espalda y que me mordiese cuando hacíamos el amor. Me gustaba verla peinarse frente al espejo. Me gustaba calentarle las manos cuando las tenía heladas. O las rodillas. Podía ser la persona más dulce y adorable del mundo. Como cuando me estuvo tomando disimuladamente las medidas para un anillo y yo, como era tonto, no me daba cuenta. Me estuvo tomando el pelo un tiempo por eso.

Muchas noches me quedaba un buen rato viéndola dormir mientras pensaba: "no puede existir nada mejor que esto." Fue la primera chica que consideró buena idea besarme. La primera que me dijo "te quiero". La primera que decidió que acostarse conmigo no era un crimen contra la humanidad y que, ya puestos, se podía repetir...

Ayer fue el quinto aniversario de nuestro primer beso y lloré como hacía tiempo que no lloraba. Podría no contarlo, pero me parece más honesto hacerlo. Fue como si se rompiera de pronto una presa. Pero mañana estaré bien. Cuando los recuerdos vuelvan bajo tierra, estaré bien. Además, es fácil racionalizar todo esto: siempre se vuelve al primer amor, que cantaba Gardel. Y el paso de los años demuestra sin misericordia que el sueño terminó hace mucho, lo cual es de lo más deprimente. Pero posiblemente lo que más me duele es pensar que si estuviéramos hechos el uno para el otro, seguiríamos juntos.

domingo, 11 de diciembre de 2005

Espacio y tiempo

No estoy enamorado de ti, estoy enamorado de la chica que eras entonces. La chica que eras entonces nunca se habría portado conmigo como tú. No creas que te escribo porque aparezca tu nombre.

sábado, 10 de diciembre de 2005

Todas las lolitas tristes

Todas las lolitas tristes sentadas en el parque. Yo y mi neverending story con la belleza. Ayer fue otro de esos días raros que parecen seguir un guión preestablecido. Después de superar los peores presagios, el día pareció terminar con una celebración de la juventud. La vida es beber una cerveza mientras escuchas "Saturday sun", de Nick Drake, y olvidas todas las preocupaciones. Pero luego me volví a encontrar con la chica más guapa del mundo. De haber pasado por allí un minuto antes o un minuto después, no la habría visto. Cómo fomentar el solipsismo militante. Otro día raro.

viernes, 9 de diciembre de 2005

Dolor

Entre la nada y el dolor, elijo el dolor.

(William Faulkner)

Quiero dormir y no despertar. Ya no quiero justicia, sólo venganza. Quiero hacer daño. Elegí el dolor, pero al final me he quedado con la nada. Creo que cuando ya ni siquiera tienes fuerzas para discutir con tu pareja -o ex pareja- es que todo ha terminado de verdad. Ya no soy capaz de sentir. Sólo me queda, quizás, algo de humor de saldo. Y nada más.

jueves, 8 de diciembre de 2005

Alienación

Dibujos animados a las seis de la mañana de un domingo, ¿a quién se le ocurre? ¿Qué niño normal está despierto a esa hora? Pensarán que los niños vuelven a casa de la discoteca o algo así...

Eurojunior y concursos similares de canto con niños, ¿seguro que Hitler no hablaba a favor de eso en el Mein Kampf? ¿No acabarán esos niños en la droga y la delincuencia? ¿No asesinarán a sus padres cuando sean mayores y quieran venganza? ¿Qué habrá sido del bebé francés aquel que cantaba? Creo que se llamaba Jordi o algo parecido. ¿Se habrá metido en un grupo terrorista? Por cierto, cómo pasa el tiempo.

¿Por qué las revistas "masculinas" nos engañan anunciando que tal famosa aparece desnuda en el número de esta semana si luego no enseña nada en las fotos? ¿Y por qué pagan millonadas a esas famosas por nada? ¿Se supone que así es como el mercado ha de funcionar? ¿No sería más racional pagar esa pasta por un producto realmente a la altura de lo pagado? ¡Elsa Pataky vestida! Pues qué bien. El negocio del siglo: fotos castas a precio de pornografía.

¿Por qué a los políticos ya no les hace falta disimular? ¿Por qué de "el cliente siempre tiene la razón" hemos pasado a "el cliente es un gilipollas y hay que tratarle como basura"?

Ya no sé si el raro soy yo o si lo son todos los demás...

miércoles, 7 de diciembre de 2005

La invasión de los ultracuerpos

Ya van dos veces que se me ocurre alguna chorrada para contar aquí y descubro gracias al google que ya se le había ocurrido a alguien antes que a mí. Es como volver a la niñez, cuando, en un alarde de paranoia infantil, creía que alguien me observaba atentamente para robarme todas mis ideas y aprovecharlas para programas de la tele. Creo que ese tipo de pensamientos fueron los que me empujaron en primera instancia a ser un chico reservado y poco hablador...

martes, 6 de diciembre de 2005

Realidades de chocolate

Recuerdo que una de las cosas que Alba solía decir cuando empezábamos a rondarnos era que el chocolate es un sustitutivo del sexo (lo cual no deja de ser curioso, ya que creo que es una de las pocas personas del mundo que ha tenido más sexo que chocolate). A mí entonces no me gustaba demasiado el chocolate, quizás porque era virgen, pero ahora estoy comprobando que tenía razón. Los sueños de grandeza quedan bastante lejos cuando estás comiendo chocolate mientras ves una peli mala en una fría noche. Oh, ¿dónde está la vida apasionante con la que soñaba de pequeño? Todos los niños queríamos ser Indiana Jones. Las niñas querían ser Madonna, eran más prácticas. Ningún niño quería ser vendedor de seguros. Ni fracasado conceptual. Entonces creíamos que éramos especiales y no nos veíamos a nosotros mismos trabajando de cajeros en el Carrefour (que entonces se llamaba Pryca) o volviendo a una casa oscura llena de cucarachas (que no luciérnagas). La madurez es ir descartando sueños y aceptar la propia mediocridad. Asentar los pies por fin en la realidad. Pero a mí me gusta más la fantasía, todo es mejor en ella, incluido yo...

lunes, 5 de diciembre de 2005

Instrucciones para salvar el odio eternamente

Un amigo me dijo una vez que en ocasiones las ex novias adoptan el papel de madre y empiezan a intentar dirigirte la vida (con buenas intenciones, como hacen las madres, generalmente). Alba, por ejemplo, siempre está buscando concursos de literatura a los que animarme a presentarme. También me dice que sigo siendo su escritor favorito, lo cual siempre es bonito. Yo me paso el día pensando en cortarme las venas, pero ella me habla de hacer dinero vendiendo literatura absurda. Las mujeres siempre han sido más prácticas, sin duda. De hecho, la mención especial del jurado (no de Cannes) que descansa sobre mi mesilla de noche la gané en una tim... en un concurso al que ella me sugirió que me presentara. Me lo sugirió de forma un tanto estalinista, pero a mí siempre me ha faltado disciplina. A lo mejor estoy exagerando, pero lo hago por el bien de la ficción.

También es la única que se acuerda de mi cumpleaños, o, al menos, la única que se preocupa de felicitarme. Y es la única que se acuesta conmigo... no, espera, eso no lo hace. Claro, será porque eso no lo hacen las madres, o al menos no lo hacen las que no están en la cárcel.

Qué casualidad, estoy escuchando "Over and over", de Neil Young y Crazy Horse, y no me había dado cuenta. ¿Será verdad que sí hay una banda sonora vital? ¿No había unos polacos tocando mazurcas en la calle el otro día cuando compré el pan? ¿Significaría algo?

domingo, 4 de diciembre de 2005

Everything goes to hell

Ya es navidad y no me había enterado. Un espeso manto de nieve cubre las calles y los niños salen a jugar... en algún otro lugar de la geografía española, claro. Aquí nunca nieva, sólo hace frío. A veces llueve, pero poco más. De pequeño me encantaba la navidad, me parecía una fecha muy especial. Lo mejor eran los regalos, como buen materialista. Me encantaba que me regalasen objetos de Lego, ya que siempre me ha gustado construir cosas. El caso es que me siguen gustando, pero, como se supone que soy un adulto y hay que respetar ciertas convenciones sociales, no me compro nada, pero cuando tenga hijos, y los tendré aunque tenga que raptarlos de familias adineradas, les regalaré cosas de Lego, si para entonces no ha quebrado la empresa, y luego utilizaré la excusa de ayudarles. Es uno de mis planes de futuro, sí.

De todos modos, si alguna amable señorita desea regalarme algo, agradeceré más su lencería que rememorar la infancia.

sábado, 3 de diciembre de 2005

Anticuento

Una noche, un hombre paseando por las calles de su ciudad llegó a una plaza donde se alzaba una imponente estatua. Al acercarse a la estatua, reconoció sus facciones en ella. En el pedestal había una placa con su nombre. Entonces escuchó los primeros disparos de la revolución y supo que todo había terminado.

viernes, 2 de diciembre de 2005

A singer must die

Voy a mentirte siempre. Voy a engañarte siempre. No te voy a querer. No te voy a esperar ni cinco minutos. Si fuéramos niños iría a tirarte de las coletas. Ninguna habitación podrá encontrarnos. Si nos encuentran juntos en la cama me haré el sorprendido. Negaré cada uno de los besos. Señor juez, no la conozco, todas las promesas de amor fueron obtenidas por la fuerza. Todas estas heridas me las hice yo solo. Todos nuestros encuentros fueron casuales.

A ser posible, señoría, que nos cuelguen juntos.

jueves, 1 de diciembre de 2005

The piano has been drinking

«¿Qué cosa en el mundo proporciona la mayor felicidad?», preguntó Gengis Khan en una ocasión a un oficial de su guardia. Tras meditarlo un poco, el soldado respondió: «La abierta estepa, un día claro, un caballo ligero y un halcón en el puño para saltar sobre las liebres». «No –refutó Khan–, el mayor placer de un hombre es aniquilar a los enemigos y verlos caer a sus pies, tomar sus caballos y bienes y oír los lamentos de sus mujeres. Esto es lo mejor.»

Los días más felices de mi vida siempre se han visto empañados por el miedo a que no fueran reales. Todas mis historias yacen muertas en el suelo, no sé si habrá nuevas. El balance de estos 27 años es claramente deficitario. Esta empresa ruinosa que malvive entre deudas que no puede pagar debió cerrar hace mucho. Quiero un cheque en blanco, una nueva vida, una nueva identidad. Pero seguro que la Caixa no me concede un crédito...

miércoles, 30 de noviembre de 2005

Poesía autista

Antes escribía para una mujer. Ahora escribo para una mujer que sólo existe en mi imaginación. La mujer real a partir de la cual creé la mujer imaginaria no sabe que, en cierto modo, le escribo. Es nuestro pequeño secreto, la manera de tener intimidad con ella: a través de su imagen falsa.

martes, 29 de noviembre de 2005

Fin, otra vez

Sólo me muevo en términos absolutos: a veces estoy convencido de mi propia genialidad, otras veces pienso que soy la persona más estúpida del mundo, la menos importante, una mota de polvo entre personas reales. Podría suicidarme mañana y gente para la que podría ser necesario nunca me necesitaría. Nunca sabrían qué pienso, si es que pienso algo; qué siento, si es que siento algo; no podrían odiarme o tenerme simpatía. Podría haberme suicidado hace 3 años y te habría roto el corazón antes de que tú me lo rompieras a mí. Llegados a este punto, no puedo negar que yo también estaba un poco enamorado de mi forma de mirarte.

lunes, 28 de noviembre de 2005

La tristeza aparece en el primer acto

Capítulo 633.

Llevo demasiado tiempo sumido en una depresión de la que no sé cómo salir. Todo me parece una pérdida de tiempo. "Muévete", "sal ahí fuera y cómete el mundo", no sé qué significa todo eso. No soy capaz de recordar los momentos felices. O los recuerdo como soñados, pero no como vividos. Me gustaría tanto ilusionarme con algo...

domingo, 27 de noviembre de 2005

And all the world is green

Estoy harto de escuchar cosas como "cada uno recibe lo que merece" o "al final la vida pone a cada uno en su sitio". En un mundo en el que Franco y Stalin mueren en la cama, ¿qué clase de castigo va a recibir una persona corriente que se dedicó a hacer putadas a diestro y siniestro? No entiendo que crean en una especie de orden cósmico justo e igualitario. "Las buenas acciones reciben su premio". Oigan, que yo me he pasado toda mi vida haciendo buenas acciones y ya me ven: hecho un desgraciado. Para mí que es otra de las creencias que nos han colado los poderosos, como esa que dice que "el dinero no da la felicidad". Pues por eso atraqué el banco, señor juez, para que no sufrieran más esas pobres gentes adineradas.

sábado, 26 de noviembre de 2005

Forever young

Nuevamente el tiempo y la realidad vienen a recordarme cómo son las cosas. Hoy un amigo me ha contado que el mito erótico de mis tiempos de instituto tiene un hijo. Bueno, siempre me sorprendió que no la preñaran en la adolescencia, pero verla como madre responsable es deprimente. El tiempo no respeta a nadie. ¿Por qué los demás te recuerdan con sus vidas que el tiempo pasa y nos vamos poniendo menos, como diría Calamaro? ¿Qué será lo siguiente? Ya me estoy imaginando conversaciones como:
- ¿Sabes que ha muerto fulanito?
- No jodas, ¿y cómo ha sido?
- Coño, que tenía ya 82 años.
- Pero si era un año más joven que yo...

viernes, 25 de noviembre de 2005

Invierno

I walked up to the tallest and the blondest girl
I said, Look, you don't know me now but very soon you will
So won't you let me see
I said "won't you let me see"
I said "won't you let me see
Your naked body?"

(Leonard Cohen)

Creo que debería buscarme ya una tercera ex novia. Al fin y al cabo, mis mejores años de potencia sexual se los estoy dedicando a este celibato antidemocrático que me impone la sociedad. Me veo discutiendo con una mujer cuando esté hecho un anciano y defendiéndome con un "¿dónde estabas cuando tenía 27 años?". Oh, Zeus omnipotente, que no permites que te imite, si quiero hacerle el amor a ninfas y pastoras no es por orgullo y vanidad, sino por rendirte un humilde homenaje.

Ahora el invierno de nuestro descontento... sigue siendo invierno. Me veo obligado a aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida: el calor de una taza de café en las manos mientras fuera el viento helado arranca las hojas de los árboles, las conversaciones ajenas que uno roba mientras viaja en el tren o el autobús, la visión de una hermosa extraña que camina por la calle...

Vamos, un asco.

jueves, 24 de noviembre de 2005

Hoy

Sinceramente, hoy no ha pasado nada.

miércoles, 23 de noviembre de 2005

Buenos deseos para el nuevo año

A partir de hoy voy a ser un hombre nuevo y voy a robarle a la vida lo que ésta no me da por las buenas, como diría mi amiguete Ricardo.

Bueno, mejor empiezo mañana.

martes, 22 de noviembre de 2005

Cosas

Hoy he seguido durante un buen rato a una mujer que llevaba los pantalones a la altura de las rodillas. Bueno, exagero un poco, pero sólo un poco...

El otro día, una universitaria le preguntaba a otra en la parada del autobús: "¿qué son las plaquetas?" La otra respondió: "unos bichitos".

También el otro día, una chica con unos ojazos preciosos me dio su número de teléfono y me dijo de ir a su casa para dejarme un trabajo para una asignatura. Sí, lo han adivinado, era lesbiana.

lunes, 21 de noviembre de 2005

El amante del amor (5)

Salvadme de mi aburrimiento. Quiero vivir, quiero danzar con mujeres desnudas toda la noche (y hacer otras cosas con ellas, claro, pero no seamos exigentes). Quiero que cada día sea diferente, quiero tener conversaciones interesantes que no traten sobre programas de televisión, quiero desayunar cereales con absenta y coleccionar la lencería de mis amantes. No quiero saber nada de ZP, Rajoy, Leonor, Franco o la Constitución. Quiero volver a saborear la piel de una mujer. Quiero escribir grandiosos versos en la piel de una mujer. Quiero que una mujer vuelva a clavarme las uñas en la espalda mientras hacemos el amor. Quiero ser encantador y encandilar a la gente de forma natural. Quiero estar enamorado. Quiero que me quieran, pero de forma que signifique "te quiero y quiero estar contigo" y no "te quiero, pero prefiero estar con otro o sola". Quiero que las cosas sean complejas sólo cuando tienen que serlo y no a todas horas. Quiero hacer esto y aquello y todo.

domingo, 20 de noviembre de 2005

Cine pedante

El viernes supuestamente se estrenó en España "Saraband", la última película de Ingmar Bergman y continuación de "Secretos de un matrimonio", rodada hace 30 años y, casualmente, una de mis películas favoritas de este sueco gruñón. Pues bien, digo supuestamente porque parece ser que, en estos tiempos de separatismo que vivimos, Málaga tampoco es España, ya que ningún cine ha considerado que sea buena idea exhibir esta película. La verdad es que, desde un punto de vista capitalista, no les culpo, pero está muy mal que ni siquiera alguno de los cines minoritarios y frecuentados por frikis e intelectualoides de medio pelo (como el cine Albéniz) se haya arriesgado. Luego dicen que es muy feo bajar pelis de internet, ¡pero es que a veces te obligan ellos!

Ya que hablamos de descargas moralmente satánicas, aprovecho para dejar constancia de mi intelectualidad al decir que me estoy bajando dos películas de Rohmer ("Cuento de otoño" y "Cuento de primavera") y, ya puestos y en un acto de osadía por mi parte, "La pasión de Juana de Arco", de Dreyer. Piensen que lo hago para compensar, que me iba a embrutecer con tanto porno húngaro.

Volviendo a Saraband, en realidad no sé si verla, puesto que la primera me encantó y no me gustaría que lo estropeara una continuación innecesaria. La ficción siempre ha tenido amplias ventajas (y amplias vistas) sobre la realidad, y entre ellas se encuentra que se compone de mundos que terminan. En la vida real no sucede, por ejemplo, que, cuando una chica te dice que esperes 6 meses a que vuelva del extranjero, la cámara te enfoque en un primer plano con un blanco y negro cojonudo, suene la música y aparezcan luego los títulos de crédito. No, normalmente te quedas con cara de tonto, dices alguna estupidez y luego tienes que esperar 6 meses, que tienen cada uno de ellos un montón de días, días que están llenos de horas y éstas últimas contienen 60 minutos cada una, y el tiempo pasa despacio, despacio... Y cuando han pasado los 6 meses, resulta que la chica viene con un novio que conoció en París y que es artista, aunque su arte consista en hacer figuritas de barro que vende luego a turistas y ancianos con cataratas. Yo he probado alguna vez a actuar como si estuviera inmerso en un mundo de ficción, pero a la mañana siguiente ha salido el sol como si nada. Por ejemplo, después de mi traumática huída del autobús del infierno en el que mi ex me sometía a un tercer grado, iba en el tren de vuelta a casa sumido en oscuros pensamientos (como, por ejemplo, trabajar en una compañía de seguros), saqué de un bolsillo la piruleta que me había dado unos horas antes María Eugenia y me la comí mientras pensaba "este podría ser el último momento dulce de tu vida". Pero aunque me quedó muy melodramático, al día siguiente todo seguía igual, sin fundidos en negro o bandas sonoras apasionantes. Así que, ya ven, a pesar de todo mi pensamiento mágico tampoco se me da bien vivir de forma ficticia.

sábado, 19 de noviembre de 2005

El amante del amor (4)

Me ha contado una amiga un sueño que tuvo conmigo: En el sueño yo intentaba una aproximación de índole sexual, ante la cual ella reaccionaba con violencia, por lo que puedo decir que finalmente he tocado fondo y ya no ligo ni en sueños.

viernes, 18 de noviembre de 2005

El amante del amor (3)

Sé que estoy viviendo de prestado, pero no hay ninguna tristeza en ello.

jueves, 17 de noviembre de 2005

El amante del amor (2)

Capítulo 622.

El otro día vi "Todo es mentira", película española de mediados de los 90 protagonizada por Coque Malla y Penélope Cruz, entre otros. En dicha película, un personaje decía en un momento dado el típico "no puedo vivir sin ti". "No puedo vivir sin ti" es una expresión curiosa. Evidentemente, no hay que interpretarla de forma literal, a no ser que sea dicha por un diabético a la insulina, por ejemplo. Pero, en el caso que nos ocupa, es una mentira. Una mentira consentida por ambas partes, puesto que muchas veces el "no puedo vivir sin ti" es fomentado por la persona receptora de la frase. Es sólo una de tantas mentiras que se dicen en la pareja, puesto que el amor está lleno de mentiras. Pero si fueras sincero y se te ocurriera decir algo como "puedo vivir perfectamente sin ti", es posible que tu pareja te llamase borde y no se lo tomara bien. Luego nos parece mal que los políticos nos mientan, pero al menos ellos no nos quieren.

miércoles, 16 de noviembre de 2005

El amante del amor (1)

Qué cosa más tonta es el amor y las relaciones de pareja. Todo es provisional, nada es perdurable. ¿Cómo emocionarte entonces si todo lo que hoy es verdad puede ser perfectamente mentira mañana? Alguien me dijo una vez que no tenía sentido que pensara así, que era como cuando te compras muy ilusionado un coche sin que eso signifique que vayas a tener siempre el mismo. Claro que, digo yo, nunca sucede que te encante tu coche y éste se canse de ti y te deje por otro conductor. O que luego te llame desde una gasolinera para contarte lo maravillosa que es la carretera sin ti.

martes, 15 de noviembre de 2005

Querida desconocida

Siempre dejo pistas para que me encuentres, pero debes de ser muy torpe, porque sigo esperando...

lunes, 14 de noviembre de 2005

Animales de zoo sobre ruedas

Anoche me quedé sin ordenador, así que he tomado al asalto este para lamentarme de todas las historias a medio empezar que he perdido. Maldita tecnología, donde esté un simple cuaderno que sólo se estropea con agua o fuego... Sé que existen las copias de seguridad, ya, pero cuando eres despistado por naturaleza... En realidad esto es un poco como la vida o las relaciones de pareja: cuando lo has perdido todo no te queda más remedio que empezar de nuevo, y además ahí no hay copias de seguridad (no creo que puedan recibir ese nombre los polvos ocasionales con ex novias).

Odín me ha mirado con su único ojo.

domingo, 13 de noviembre de 2005

Cherchez la femme

La otra noche soñé que cientos de mujeres uniformadas y debidamente alineadas me juraban lealtad y fidelidad.

sábado, 12 de noviembre de 2005

Nocturno

La vida es cruel, nos recuerda siempre lo insignificantes que somos. Nuestro protagonista, Alberto, solía decir que mientras que el amor nos hace sentir únicos, las rupturas hacen que dejes de sentirte especial, sirven para recordarte tu vulgaridad, recordarte que sólo eres uno más. Por eso, cuando Lucía se marchó, él decidió ignorar la realidad y seguir siendo importante en su fantasía. Los motivos para convertirse en el protagonista de su propio cuento los resumió en una frase: "Me quedo con la historia que he inventado para nosotros".

viernes, 11 de noviembre de 2005

Contra España (3)

No entiendo a los que se van a manifestar mañana por "la libertad religiosa". ¿Que la asignatura de religión sea optativa no es libertad religiosa? ¿Lo sería que dicha asignatura fuera obligatoria para todo hijo de vecino, sucios ateos incluidos? ¿No es acojonante cómo en este país algunos le dan a ciertas palabras el significado que les da la gana? Bueno, en este país y en otros, porque una de las cosas que hizo Ratzinger poco antes o poco después de ser nombrado Papa fue criticar "la dictadura del relativismo". Supongo que él prefiere "la democracia del dogma", claro.

Además, algunos de estos que se van a manifestar mañana son los mismos que protestaron airadamente cuando el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha presentó una guía para chicas que debía repartirse por los centros educativos. Y es que, claro, la guía estaba repleta de vilezas tales como asegurar que la masturbación es algo natural y sano, se atrevía a decir lo mismo de la homosexualidad y, lo que era más grave, daba información a las chicas sobre métodos anticonceptivos efectivos. Era normal que estos padres católicos que tanto valoran la libertad se escandalizaran.

Cualquier día de estos nos saldrá algún colectivo religioso a exigir que en las escuelas se imparta "la teoría del diseño inteligente" -que de inteligente sólo tiene el nombre-, como ya sucede en Estados Unidos (en Kansas, tierra de Dorothy, ya lo han aprobado).

Ojalá llegara ya el Apocalipsis, joder.

jueves, 10 de noviembre de 2005

San-ryu-scha

Me he quedado atrás en casi todo. Soy como uno de esos soldados japoneses que permanecían escondidos en la jungla 30 años después de que terminara la Segunda Guerra Mundial porque nadie les había dicho que ésta había acabado. Vivían en el pasado esperando que alguien les dijera qué hacer. Igual que yo.

miércoles, 9 de noviembre de 2005

Estoy lleno de odio

Ayer fue un gran día.

Estaba extrañamente contento, de hecho iba tarareando el riff de guitarra de Smoke on the water una y otra vez, como un gilipollas. Entonces mis amigos empezaron a llamarme autista porque estaba más callado de lo normal (lo cual ya es decir) y a reírse de mis muletillas incluso cuando no las decía o permanecía callado (lo que aprovechaban para llamarme de nuevo autista). Luego me encontré a mi ex novia, que me comunicó que, objetivamente, estoy en un pozo sin salida, y acto seguido pasó a interrogarme en el autobús acerca de qué quiero de ella, qué le pido y etc. Yo intentaba defenderme como una persona razonable respondiéndole: "¿pero yo te estoy pidiendo algo acaso?" Cuando llegamos a mi parada me di a la fuga con un "bueno, esta es mi parada, otro día me lo cuentas".

Al llegar a casa leí en el periódico que la media de polvos de los españoles es de 105 al año. Estoy rodeado de hijos de puta.

martes, 8 de noviembre de 2005

La monarquía

(Publicado también en El Otro Diario)

Ahora que todos celebramos con mayor o menor alegría el nacimiento de Doña Leonor (se me hace un poco raro llamar Doña a un bebé de pocos días, pero, en fin, también hay gente que le reza a estampitas), vuelve a reabrirse el viejo debate sobre la monarquía. ¿Está bien que gente a la que no conozco de nada viva de mis impuestos y además veranee en sitios que yo no me puedo permitir con mi mísero sueldo, parte del cual sirve para que ellos puedan ir y yo no? Desde El Otro Diario, fieles a la labor de servicio a la sociedad que nos caracteriza, queremos proponer soluciones de consenso para este espinoso asunto.

Se nos ocurre, por ejemplo, que la monarquía dé ejemplo. ¿Cómo? Muy sencillo: el Jefe de Estado, aparte de veranear, inaugurar cosas y cenar copiosamente, podría ejercer a la semana un trabajo normal, para acercar la monarquía al pueblo o el pueblo a la monarquía. Vale, tal vez el Rey esté muy mayor para esto, dado que a su edad debería estar jubilado y limitarse a cobrar la pensión (aunque parece ser que no hay edad de jubilación para los reyes), pero podría hacerlo el Príncipe en su lugar. Así, una semana el Príncipe trabajaría de taxista, la siguiente sería albañil, otra sería frutero, etc. Sé que se pueden presentar objeciones a todo esto que estoy diciendo, como, por ejemplo, que no hay sitio en el taxi para clientes y guardaespaldas, pero siempre podría conducir un monovolumen o un microbús. También se presentan otras complicaciones. Por ejemplo, ¿debería el Príncipe desempeñar profesiones que están fuera de la ley? También son ciudadanos, y es una forma de que el futuro Jefe de Estado conozca de primera mano su problemática social, pero, admitámoslo, hay poco glamour en vender papelinas o ser proxeneta.

Otra solución justa e igualitaria sería que cada semana o mes fuera Rey un español distinto (o Reina una española distinta, se entiende). De una tacada quitaríamos privilegios por nacimiento y el que una misma familia viviera a costa del resto de españoles. Creo que los monárquicos no se disgustarían demasiado, ya que España seguiría siendo un reino, y los republicanos estarían contentos ante la perspectiva de reinar durante una temporada. Claro que habría algunos problemillas; me imagino a las vecinas murmurando cosas como “mírala, desde que es Reina no hay quien la aguante”, “ayer fui a pedirle sal y los guardaespaldas me cachearon”, etc. Pero creo que a toda familia le gustaría ser Familia Real de vez en cuando.

La última y genial solución que ha desarrollado nuestro comité de expertos se puede resumir en una sola palabra: solidaridad. Vale, tal vez no sea viable que el Rey nos regale a cada español un yate, aunque sería una buena manera de combatir separatismos y a mí me gustaría tener uno (un yate, no un separatismo), y también es cierto que si los 40 millones de españoles fuéramos a esquiar –con todos los gastos pagados- al mismo tiempo a Baqueira Beret se podría colapsar aquello, pero podrían establecerse turnos tanto para utilizar el yate del Rey como para esquiar como Dios manda. ¡Menos Estatut y más yate!

Nota: el autor no se hace responsable de sus opiniones.

lunes, 7 de noviembre de 2005

nuestro pequeño vals

nena, yo ya no espero nada de la vida. todas las historias terminaron, todos los trenes pasaron. pero todavía puedo arrancarte una sonrisa de vez en cuando. algo es algo.

domingo, 6 de noviembre de 2005

Mi enfermedad

Estoy aquejado de una grave enfermedad que he llamado "síndrome de telecomedia". La enfermedad consiste en realizar comentarios supuestamente graciosos en situaciones en las que el sentido común lo desaconseja de forma tajante. Pues no es tan raro, pensarán ustedes, pero es que no me han dejado terminar. Verán, no es que yo no me dé cuenta de que me perjudicará hacer tales comentarios, no, de hecho me doy cuenta perfectamente, lo que sucede es que una fuerza invisible me empuja a hacerlos... porque es como si creyera que hay un público observándome y, claro, quiero agradar a ese público. Así que no me importa que mis interlocutores reales piensen que soy un gilipollas si consigo ganarme las risas y aplausos del público imaginario. De este modo he hecho cosas en esta vida que me han perjudicado frente a profesores, amigos, ex novias, etc, sólo porque el deseo de hacer reír al público fantasmal era demasiado fuerte.

Por ejemplo, una vez en el colegio insulté de forma jocosa y sibilina a uno de los matones oficiales cuando se acercó a amedrentarnos a un amigo y a mí. No lo pude evitar, era el demonio quien me empujaba a hacerlo. Lo hice de una forma muy divertida, seguro que el público estuvo encantado. El matón, por suerte, no tenía muchas luces, así que me miró confundido y se marchó. Por el contrario, mi amigo quería asesinarme allí mismo, ya que estaba convencido de que le salpicaría la mierda en cuanto el matón pensase un poco y volviese a darme justa muerte. Y, efectivamente, el matón volvió poco después y me preguntó si es que le había estado vacilando antes. Y entonces una lucecita se encendió en mi cerebro y me susurró: "no puedes defraudar a tu público, cierra el capítulo -o la serie, no lo descartemos- a lo grande". Y volví a hacerlo.

A lo mejor es todo afán de protagonismo. Como decía Robert Crumb: "tengo demasiado ego como para conformarme con un papel secundario en esta vida". Yo quisiera llegar a los sitios y que la gente aplaudiera.

sábado, 5 de noviembre de 2005

Sueños de chicas guapas

Observando el comportamiento de abeja reina de la mexicana y cómo todos los hombres estaban pendientes en todo momento de ella para poder complacerla en todo lo que necesitara, se me ocurrió que para algunas mujeres guapas el mundo debe de ser un lugar maravilloso en el que toda la gente es simpática y amable por naturaleza. Me pareció bastante injusto y me dio un poco de envidia. Creo que estaría bien que las personas guapas pagaran más impuestos, para compensar.

viernes, 4 de noviembre de 2005

Momentos de la noche

Artevic hablándome acerca de cierta chica mexicana muy atractiva:
- Intento imaginármela vestida con algo muy ajustado o desnuda...
- Calla, calla, que yo lo que estoy intentando es no imaginármela.

Chema, molesto ante la enésima discusión metafísica sobre las mujeres:
- Joder, ¿es qué tenéis que reflexionar sobre todo?
- Es que creemos que la vida es una peli de Rohmer.

Al final a la mexicana no se la ligó nadie, claro.

jueves, 3 de noviembre de 2005

Pequeña poesía cotidiana

Artevic, Chema y yo estuvimos buscando ayer por el campus el lugar en el que los estudiantes de Bellas Artes dan clase, ya que mi comentario "las chicas de Bellas Artes son muy interesantes, y éstas sí salen con frikis de Filosofía" tuvo mucho éxito. Tras mucho buscar, descubrimos que los tienen confinados en un sótano de un aulario de mala muerte. Me pareció muy significativo.

miércoles, 2 de noviembre de 2005

Cuestiones teológicas

Decía antes un evangelista que, si no seguimos los dictados de Dios, arderemos en el infierno durante toda la eternidad y que no existe sufrimiento comparable a ese y bla, bla, bla. Ahora bien, en otro momento de la conversación dice que Dios es amor. Entonces, si es que lo he entendido bien, Dios nos mete en un mundo lleno de dolor y sufrimiento en el que tenemos que seguir un rígido, estricto y tiránico código de conducta o nos veremos abocados a un sufrimiento aún mayor y encima eterno. Mi pregunta es: ¿y dónde está el amor ahí?

Dios me recuerda a una novia que tuve.

martes, 1 de noviembre de 2005

Todas las chicas guapas

Ya no sé si la tristeza es una costumbre o un estilo de vida. Lo único que sé es que está mitificada en exceso. Oh, el poeta más triste del mundo. Oh, qué bien te queda la aureola de "beautiful loser". Oh, Míchel, eres escritor, todas tus derrotas son tu victoria. Y, claro, es tan literario... Chorradas. Dadme todas las chicas guapas y digámosles adiós a todas las obras literarias. Estoy cansado de estar enfermo de tristeza. Te miraría a los ojos y te diría: "¿quién quiere escribir sin tus besos?" Pero posiblemente también te parecería literario. Sólo soy un payaso que quiere cambiar de registro.

lunes, 31 de octubre de 2005

La noche de los muertos vivientes

Estar muerto en vida tiene innumerables ventajas. Por ejemplo, la vida parece un sueño. Te ríes de cosas que igual no tienen mucha gracia, pero no puedes evitarlo, ya que no parecen reales. Te preguntas si el resto de personas son ensoñaciones. ¿Serán demonios que están ahí para torturarte? Careces de preocupaciones, puesto que las preocupaciones son reales y tú no estás muy seguro de serlo. Todos los días son iguales. Así es la muerte. Pero te dices: soy especial. Soy uno de los pocos autómatas de esta sociedad. Yo, robot.

domingo, 30 de octubre de 2005

Otra vuelta de tuerca

Envía un sms al 5525 con el texto "caramelitos" y recibirás en tu móvil las actualizaciones más diverchulis del blog más diverchuli de la red. Además, podrás ganar fantabulosos premios. ¡No dejes que te lo cuenten, participa!

sábado, 29 de octubre de 2005

Una visión optimista

No sé qué tiene de maravillosa nuestra civilización. Nos han convertido en ganado, sólo nos interesa cebarnos con lo que nos echan, y mansamente permitimos que saquen de nosotros todo lo que puedan. Somos como cerdos, se aprovecha todo. La gente se gasta el dinero que no tiene en mensajes sms para que un desconocido pueda ser famoso. La gente se gasta el dinero que no tiene en el NUEVO y MEJORADO lo-que-sea. Sobre todo si el vecino ya lo tiene. La gente se gasta el dinero que no tiene en propuestas absurdas que sólo benefician a los poderosos de siempre. La gente pierde el sueño por entelequias como Dios o la Patria cuando debería perderlo por cosas tangibles como la subida de los impuestos o las hipotecas a 40 años.

Pero a veces, cuando voy paseando por la calle, ocurre que durante un breve momento me siento libre. Y en otras ocasiones hasta silbo.

viernes, 28 de octubre de 2005

Todos los blogs dicen lo mismo

Y sin embargo, yo sigo defendiendo mi individualidad, aunque miles de personas estén como yo. Y sigo teniendo una débil esperanza de que al final las cosas saldrán bien porque sí, y tengo esa absurda idea apenas revelada de que seré la primera persona en vivir eternamente, y sigo soñando con el amor y otros cuentos. Justo como todo el mundo.

jueves, 27 de octubre de 2005

Gripe aviar

Ayer comí pollo y hoy tengo fiebre. Qué muerte tan estúpida. Y yo que soñaba con morir defendiendo altos ideales en una convención de ninfómanas u oferta mejor...

Ahora que la fiebre me consume, me parece que todas las mujeres en el fondo me aman... No me miréis así, que más intangible es Dios y no os veo quemando el Vaticano.

miércoles, 26 de octubre de 2005

Épica

Cuanto más irreal y rara es una persona, más me gusta. Además, las personas normales se empeñan en hacer cosas aburridas como triunfar en la vida...

martes, 25 de octubre de 2005

Man of constant sorrow

Me gustaría poder reunir todas las piezas de mi pasado y recomponerme. Me gustaba quién era yo.

lunes, 24 de octubre de 2005

Contra España (2)

Pensándolo bien, en esta vida apenas elegimos nada, todo viene impuesto. ¿Qué mérito tiene ser, por ejemplo, nacionalista murciano cuando has nacido y/o te has criado en Murcia? Lo meritorio sería, a mi modo de ver, ser murciano y nacionalista francés. Deberíamos poder elegir la nación que fuera más acorde con nuestra personalidad. ¿Por qué no puede uno ser nacionalista esloveno sin que sus vecinos le miren mal? Ah, que has nacido aquí y por esa razón estás obligado a sentir de una determinada manera... Pues hay que rebelarse contra ello. ¿Por qué querer al país en el que has nacido si los hay mejores? Sin duda la vida sería más interesante si se pudiera elegir libremente la patria a la que amar y seguir en el Mundial de fútbol.

Otro caso es la familia. ¿Me quiere mi familia porque soy guay o porque el síndrome de Estocolmo les ha ganado para la causa? ¿Por qué no puedo elegir a alguna bella desconocida como hermana? O prima, si les escandaliza el incesto. ¿Por qué no puedo elegir al Rey de España como padre? Si mi familia no fuera mi familia y me los hubiera encontrado en la calle, ¿me devolverían el saludo? ¿Se preguntaba Sócrates estas cosas a las cinco de la mañana?

domingo, 23 de octubre de 2005

Teología popular

¿Por qué la gente cree en el dios en el que cree? ¿Por qué no cree en otro? Salvo raras conversiones en la edad adulta (Bob Dylan, por ejemplo, o Cassius Clay), normalmente la gente opta por el dios en el que le han adoctrinado durante su infancia, lo cual siempre me ha llamado la atención. ¿Por qué nadie rinde culto, por ejemplo, a Caperucita Roja? Es otro cuento de nuestra infancia, y además en él también está representado el mal, que sería el lobo. Sin embargo, no ha triunfado como religión organizada. O Blancanieves y los siete enanitos-apóstoles (y además al final Blancanieves resucita). Sí, lo admito, en la Biblia se cuentan algunos hechos históricos que la alejan un poco de los cuentos, pero también es cierto que las religiones del Libro no se apoyan en dichos hechos históricos (que, dicho sea de paso, aparecen un tanto distorsionados), sino en la parte de ficción del relato. Por lo tanto, volvemos a los cuentos. ¿Sería posible crear una raza de superniños aislados del mundo exterior que rezaran a Caperucita Roja, Blancanieves o Pulgarcito? Habría que proponerlo a algún ministerio.

Por otra parte, ¿no tendría mucho más sentido crear una religión propia a partir de una reflexión madura? Imaginemos, por ejemplo, que decido rendirle culto a mi vecino porque, tras una meditación profunda y comprobar lo bien que le va en la vida, he llegado a la conclusión de que es Dios. O mejor aún: tras observar detenidamente a mi vecina, decido que sus atributos son sobrenaturales y ante ella me reconozco humano, demasiado humano. Es decir, no sigo una religión porque me hayan educado así desde que era un indefenso infante, sino que siguiendo un método deductivo formo mis propios valores religiosos. Nada de 10 mandamientos y doctrinas basadas en la tradición: la propia experiencia.

También sería divertido elegir a una persona al azar de la guía telefónica y montar nuestra religión en torno a ella. Así, nuestra misión en la vida sería buscar a este mesías por accidente y seguirle al trabajo, a casa, intentar que nos ilumine, rendirle culto también a su madre, etc, etc.

sábado, 22 de octubre de 2005

Contra España y otros poemas no de amor

Un grupo de jóvenes ultraderechistas llamó asesino a Santiago Carrillo el otro día en la Universidad Autónoma de Madrid durante su investidura como doctor honoris causa. Sabemos que eran ultraderechistas porque llevaban la bandera del pollo (ya podrían coger estos la gripe aviar, ya) y se empeñaban en realizar el saludo fascista todo el rato. No es por defender a Carrillo, ¿pero es que estos señores no se dan cuenta de lo ridículos que resultan? Es como ser nazi e ir a llamar asesino a Ariel Sharon llevando contigo una gran esvástica. Ah, que Carrillo es un asesino, pero Franco no, claro. En fin, de todos modos, los fachas nunca han destacado por su inteligencia (excepto los que mueven los hilos, claro).

viernes, 21 de octubre de 2005

Nueva poesía zen

los días pasan.
yo
me quedo.

jueves, 20 de octubre de 2005

Corrientes circulares en el tiempo

América, te lo he dado todo y ahora no soy nada

(Allen Ginsberg)


Se acabó. Lo he dicho muchas veces, pero esta vez es cierto (como en las anteriores). Hoy digo adiós y me marcho para no volver. Nunca llorará de felicidad al verme. Nunca llorará de tristeza cuando me marche. No muere cuando no está conmigo. Hoy busco nuevos vientos, nuevas costas. Los marineros se han rebelado y han tirado por la borda a Ulises. El mar parece infinito, pero es sólo otra ilusión.

miércoles, 19 de octubre de 2005

Antes del amanecer

Mi vida es tan aburrida ahora que estaría dispuesto a convertirme en un simple espectador de mi vida de hace unos años.

martes, 18 de octubre de 2005

Si está bien

Qué triste es que te digan "Te quiero" para transmitirte el mensaje "eres encantador y te aprecio mucho". Siempre cobrando las deudas con falsa moneda.

Estoy harto de tantas cosas que no sé ni por dónde empezar a quejarme.

lunes, 17 de octubre de 2005

Cataluña, España, y el sexo de los ángeles

(Publicado también en El Otro Diario)

Nuevamente en este país –no diremos cuál-, nos encontramos inmersos en uno de los apasionados debates a los que nos tiene acostumbrados la clase política: ¿Qué es nación? ¿Qué es Cataluña? ¿Qué es España? ¿Qué es Churriana? Y, lo más importante, ¿sirve para algo la nación? Creo que sería buena idea que Zapatero, como si fuera un nuevo Constantino, convocara un concilio en alguna región costera y turística, y con todos los gastos pagados, para debatir acerca de la divinidad de la nación y si está es una, trina o multiorgásmica.

El asunto no es para menos. Cada bando acusa de herejía a los restantes y se niega a dialogar con aquellos a los que considera sucios infieles. De hecho, cuentan que Rajoy ya ha asegurado en privado que la sonrisa de Zapatero le recuerda a la del Anticristo (suponemos que conocía a este último anteriormente) y que él no se sienta a hablar con el Anticristo sin permiso previo de Aznar. Intentemos explicar este embrollo. Por un lado, tenemos al PP, que afirma que no hay más que una única nación y para defender esto se apoya en su interpretación de la Palabra Divina (es decir, la constitución, aunque hay que decir que en el pasado se mostraban un tanto ateos…). Por otra parte, Zapatero dice que no lo llamen matrimonio… no, perdonen, dicen que hay que buscar un término distinto a “nación” que contente a todos. El Foro de la Nación, por el contrario, todavía no se ha manifestado, pero no se confíen. Ahora se dice que se ha visto a Zapatero descender del monte Sinaí llevando dos tablillas de piedra que contienen 8 fórmulas distintas para definir a Cataluña. Rajoy ha contestado a esto diciendo que es una vergüenza, pero no ha explicado por qué, suponemos que para no afear el mensaje con explicaciones. Carod se empeña en hablar en catalán e Ibarra proclama que una de las señales de una posesión diabólica es hablar en lenguas extrañas, a lo que Acebes responde que él siempre sospechó de Carod y que sólo hay que recordar aquella foto con la corona de espinas que se sacó junto a Maragall, otro peligroso satánico.

Mientras tanto, el precio de la vivienda sigue por las nubes y cada vez cuesta más llegar a final de mes, ¿pero qué son estas minucias frente a las verdaderas cuestiones de la vida?

domingo, 16 de octubre de 2005

Cambie usted su vida

Había pensado que sería interesante montar un blog-desafío y comprometerme a conseguir novia o algún que otro ligue ocasional antes de diciembre e ir contando aquí mis progresos, pero luego me he dado cuenta de que sería bastante lamentable y lo que podría contar serían cosas como: "hoy no ha pasado nada", "hoy tampoco", etc. Creo que podría resumir mi vida de la siguiente manera: me encanta pasear por la noche, pero siempre pienso que me van a atracar y/o violar. Así que no, no voy a cambiar mi vida ni convertirla en un ameno reality show (que en realidad no sería ameno). No obstante, si alguna agradable señorita quiere organizar el blog-desafío de "seduzca usted al autor de Aventuras en el país de la psicopatía"... Hay poca valentía en las mujeres de hoy. ¿Qué tiene de mérito salir con un tío atractivo y/o interesante? ¡A eso se atreve cualquier mujer!

Hablando de cambios vitales y otras propuestas irrealizables, se me ha ocurrido que eso de la madurez es un cuento chino. Sólo se dan cambios en la personalidad a través de la destrucción, de la resta y no de la suma. Así, cuando aplastan tu espíritu estás evolucionando. Enhorabuena.

sábado, 15 de octubre de 2005

De madrugada

El insomnio ha vuelto, más fuerte que nunca. Creo que ha venido para quedarse. No tengo ganas de dormir por las noches. Me apetece hablar, escribir, qué sé yo. Le estoy dando un gran uso a la libreta que me regaló Irune (por cierto, si lees esto: vuelve), contiene ya miles de fragmentos que conforman la irrealidad en la que me muevo. La irrealidad real y otras consideraciones metafísicas. Bueno. He aprendido a callarme muchas cosas, la sinceridad no produce beneficios. Tengo una vida repleta de pérdidas. La verdad es un arma: si la ocultas, puedes utilizarla a tu favor, si la revelas te desarmas a ti mismo. La gente sabe todo esto. También me apetece dormir con una chica. Sí, también hacer el amor (o follar o como quieran llamarlo), soy un hombre, como diría Jack Lemmon al final de "Con faldas y a lo loco". Creo que no hay nada mejor que dormir junto a una chica. No me han dado la oportunidad de cansarme de ello. Son las cinco de la mañana. Creo que de vez en cuando es necesario sentirse vivo.

viernes, 14 de octubre de 2005

Capítulo 3

Me dijo que lo que le daba miedo de mí es que la quería demasiado. Yo no estaba de acuerdo. ¿Qué era querer demasiado? ¿Escribir cartas de amor con tu propia sangre? ¿Recitar su nombre, como si de un mantra se tratara, a todas horas? ¿Montar un altar con fotos suyas y rezar ante él antes de acostarse? Si era así, entonces sí que la quería demasiado, puesto que había hecho todas esas cosas.

jueves, 13 de octubre de 2005

Fantasmas en la noche

Una vez en el autobús me senté detrás de la mujer más guapa del mundo. Ella hablaba con un chico sobre su novio y la certeza de no estar enamorada de él (del novio, no del chico, aunque sospecho que este último estaba enamorado de ella). Como curiosamente otras mujeres preciosas, tenía un poso de tristeza en los ojos de lo más interesante. Se bajó en mi misma parada, pero no se me ocurrió seguirla, puesto que era tarde, hacía frío, y me quise convencer de que ya no era esa persona, aunque sí lo era.

miércoles, 12 de octubre de 2005

Política

Estaría bien que viniera un tsunami enorme que arrasara España entera y que luego las Naciones Unidas bombardeasen y ametrallasen a los supervivientes. Creo que sería lo mejor para todos.

martes, 11 de octubre de 2005

Odio

Cuentan que en cierta ocasión Charles Chaplin se presentó anónimamente a un concurso de imitadores de Charlot y quedó tercero. Lo recuerdo cada vez que una mujer aprecia de otro una cualidad que yo también tengo.

lunes, 10 de octubre de 2005

Epílogo

Tomemos la palabra mariposa.

(Leonard Cohen)

Armado con viejas canciones, el poeta fue derrotado.

domingo, 9 de octubre de 2005

Jóvenes poetas

Mi modelo a imitar en lo referente a las relaciones sociales es Atila, pero todavía no consigo que me salga bien el acento.

sábado, 8 de octubre de 2005

Acerca de lo mismo

Otro motivo más para que un hipocondríaco quiera tener novia: tener alguien que controle tus lunares.

viernes, 7 de octubre de 2005

Pretty (ugly before)

No seré demasiado guapo, pero soy un gran boxeador.
(Jean-Paul Belmondo en "Al final de la escapada")

Ayer me acerqué al trabajo de Alba para dejarle una peli, pero resultó que no estaba ella, sino que en su lugar había una chica sentada en un taburete, chica que no era mi novia de tiempos remotos, no, ya que la de la tienda era morena, tenía gafas y algo de sobrepeso. Me llamó la atención especialmente lo del taburete, ya que Alba me había dicho que su jefe no quería que se sentara "porque a los clientes no les gusta" (vete tú a saber por qué). Me marché de allí con cara de tonto.

Mientras paseaba por las calles de Málaga, cuna de Antonio Banderas y Chiquito de la Calzada, me pareció recordar que efectivamente Alba me había dicho que ya no trabajaba allí, sino que ahora estaba no sé dónde. Y me dije a mí mismo que era muy triste empezar a olvidar cosas con esta edad y que habrá que verme cuando tenga 70. Entonces vi a una parejita acaramelada y la envidia me consumió como si fuera una zarza ardiendo (y parlanchina). ¿Quién quiere tener 70 años cuando eres joven y tienes amor? O algo así.

Ahora que me arrastro a la cama con dolores de espalda no propios de mi juventud y sí de septuagenario, qué bonito sería tener novia y que ésta me cuidara amantísima (vestida adecuadamente de enfermera sexy). Qué bonito sería estar con alguien que se metiera en la cama conmigo cuando tengo frío. Y que me aplicara crema en zonas extrañas de mi cuerpo. Pero no es así, oh cruel mundo, tengo que arroparme yo mismo y hacerme automasajes y cuidarme y darme cariñitos sin ayuda, con lo mal que se me da.

Aparte de todo esto, ayer se me rompió la pulsera que me hizo Alba hará 3 ó 4 años. Sic transit gloria mundi.

jueves, 6 de octubre de 2005

Mi enfermedad

Ser un hipocondríaco y creer que me voy a morir cada vez que me duele algo ya es bastante grave, pero mucho peor es estar convencido de que la forma de evitar morirme mientras duermo es dejar la luz encendida...

Además de eso, la otra noche soñé que me acostaba con Alba: estaba preciosa completamente desnuda cabalgándome... Bueno, en realidad no estaba totalmente desnuda, ya que llevaba un brazalete con una esvástica.

miércoles, 5 de octubre de 2005

Para acabar con las cartas al director

El lunes leí en uno de los miles de periódicos gratuitos que me dieron (algunas repartidoras se empeñaban en que aceptara el mismo periódico tres o cuatro veces) la opinión de una lectora furiosa ante un artículo que habían publicado anteriormente en el que se mostraban favorables a la legalización de la prostitución. La señora decía que la prostitución era una forma de esclavitud que no se debía permitir, por lo que proponía castigar y encarcelar a proxenetas y prostitutas. Y es que es evidente, oiga, a los pobres esclavos hay que meterlos en la cárcel por su bien. Y si los matamos también acabamos con la esclavitud.

martes, 4 de octubre de 2005

Apunte

Suelo perder la esperanza en el ser humano cada vez que subo a un autobús y compruebo cómo dejamos que nos transporten hacinados como ganado. No es extraño que después permitamos que nos hagan cualquier cosa.

lunes, 3 de octubre de 2005

PP, te necesitamos

(Publicado también en El Otro Diario)

Tengo que confesarlo: jamás he votado al PSOE. En realidad, me definiría como anarquista individualista desilusionado (y anacrónico a tiempo completo). Comparto la opinión de Michael Moore sobre demócratas y republicanos, aplicándolo al caso español; por si no la conocen, el señor Moore viene a decir que republicanos y demócratas tienen la mala costumbre de sodomizarte sin pedir permiso, pero al menos los demócratas se muestran cariñosos. Pues algo parecido es lo que pienso sobre PSOE y PP: ninguno me gusta, pero me quedo con lo menos malo, que es el PSOE, aunque se suela vender al gran capital con una frecuencia parecida a la del PP (disimulando algo más, eso sí). Sé que es una opinión que comparte más gente, de ahí los gritos de “Zapatero, no nos falles” la noche del triunfo del PSOE en las elecciones generales. Ya nos conocemos.

Como ustedes ya sabrán, el PP continúa su periplo por el espectro tenebroso de la fuerza que emprendió en los últimos años de Aznar (tras conseguir la mayoría absoluta), abandonando así el centro y optando por buscar su lugar bajo el sol junto con la ultraderecha. Pues bien, esto no nos beneficia en nada, sino todo lo contrario, aunque algunos políticos de dudosa moralidad se froten las manos ante ello. Pensemos en el mercado: cuando no hay competencia, la empresa que ostenta el monopolio puede actuar arbitrariamente sin temor a consecuencias, mientras que si existe una competencia fuerte se han de esforzar para no ceder cuota de mercado y poder vencer a su rival. La política funciona de forma parecida, no nos engañemos (aunque me da por pensar que en el PP hay pocos economistas). Cuanto peor lo haga el PP -y ahora lo está haciendo fatal-, peor podrá permitirse hacerlo el PSOE; cuanto mejor sea la oposición del PP, más se tendrá que esmerar el PSOE para no perder terreno (todo esto también funciona a la inversa, por supuesto). Y no, señor Rajoy, una buena oposición no es simplemente contradecir todo lo que diga el otro, le recomiendo que vea el “sketch de la discusión”, de Monty Python, para que se haga una idea.

Ya que estamos abocados al bipartidismo, hagámoslo bien. Intenten convencer, no crispar; intenten ser mejores que sus adversarios (los insultos sólo satisfacen a los ya convencidos). Hay poco que pescar en los caladeros de la ultraderecha, señor Rajoy. Sé que es difícil renunciar a algunos principios, pero hay que ser prácticos. Por el bien de todos.

domingo, 2 de octubre de 2005

Comme la vague irrésolue

El otro día (en realidad el mes pasado o casi) Alba llevaba unos pantalones muy sexys con aberturas a los lados, por lo que, como es natural, yo no apartaba la vista. Reparó en ello y me dijo "ya veo que te gustan mis pantalones", y entonces pensé que sería muy bonito, propio de película, contestarle "no me gustan tus pantalones, me gustas tú" y acto seguido empezar a besar sus labios, su cuello, quitarle los pantalones y... pero deduje, creo que con buen criterio, que seguramente ella no compartiría mi visión cinematográfica de la vida.

sábado, 1 de octubre de 2005

Criminalidad nacional

Ahora que los medios de comunicación han puesto de moda el tema del acoso escolar -que ha existido siempre-, no está de más recordar que yo también lo sufrí, ya que era un niño con gafas y parecido a Pancho, de Verano Azul, y sabido es que los matones del colegio suelen actuar como SS si no eres lo bastante ario para ellos. Pero el otro día, mientras un guardia de seguridad me cacheaba con entusiasmo a la entrada de un edificio del Gobierno, recordé que, por razones que desconozco, siempre le caía simpático a alguno de los más brutales matones, que en cierto modo me adoptaba y me salvaba de sufrir los castigos más crueles, castigos que iban a parar a chicos menos afortunados que yo. No sé si es que los matones eran homosexuales -yo de pequeño era guapísimo- o si mi total desamparo les hacía encontrar el padre desquiciado que todos llevamos dentro, pero el hecho es que aparecía entre nosotros una especie de endeble camaradería (endeble porque había que ir con pies de plomo para que no te estamparan la cara en el asfalto).

Creo que si me meten en la cárcel siempre encontraré la amistad y protección de algún asesino en serie.

viernes, 30 de septiembre de 2005

Pennyroyal Tea

Nena, actúas como si mis maneras de poeta crepuscular no te dijeran nada, pero te encanta mi forma de hablarte. Nadie te habla como yo. Te gustaría alguien que te tratara como yo, que te quisiera como yo, pero que no fuera yo. Bueno, ya somos dos.

jueves, 29 de septiembre de 2005

Dejad que las chicas se acerquen a mí

Hoy me he mirado en el espejo del cuarto de baño y he comprobado que ahora mismo soy la viva imagen de Jesucristo (al menos si nos atenemos a la imagen tradicional y típica), lo cual me ha hecho meditar largamente (cada uno hace con su tiempo lo que puede). ¿Por qué las chicas cristianas y conservadoras son precisamente las que más me rechazarían por mi aspecto? ¡Pero si tengo el mismo estilo que su dios! ¿Acaso rechazarían a Cristo si éste se acercara a ellas con intenciones románticas? Lo que está claro es que no aceptarían de ninguna manera una oferta equivalente, es decir, el que suscribe. Ah, siempre el agravio comparativo, qué ingrata es la vida del que no es mesías en el siglo XXI.

miércoles, 28 de septiembre de 2005

Concierto para bandurria

Hoy un viento helado me ha recordado que ya ha terminado el verano. No tengo alegres anécdotas playeras que contar, ni besos -robados o no- que recordar. Ha sido un verano muy aburrido, preludio de un otoño muy aburrido. Ahora me dejo crecer la barba y paso el día entero en la cama. Sólo quiero dormir y olvidar. Soñar es opcional.

martes, 27 de septiembre de 2005

Obviedades

Creo que daría media vida por ser guapo, puesto que la mitad de la vida de un guapo tiene que ser mucho mejor que la vida entera de un feo.

lunes, 26 de septiembre de 2005

La mafia religiosa

(Publicado también en El Otro Diario)

En los últimos meses el crimen organizado se había adueñado casi por completo de la ciudad. Obispos católicos amedrentaban a los comerciantes para que aceptaran su “protección” a cambio de un porcentaje de los beneficios. Decían cosas como “bonita alma, sería una pena que le pasara algo”, y acto seguido excomulgaban y negaban la salvación si no se accedía a sus deseos. Otras veces, sin embargo, optaban sólo por destrozar la tienda.

Las guerras de bandas se sucedían continuamente. Una noche un grupo de rabinos ametrallaba en un restaurante a unos imanes musulmanes en respuesta a los ataques a sus negocios. Otro día un monje budista era encontrado flotando en el río con un tiro en la nuca. Los hare krisna y los protestantes se mataban por el control de los muelles. La población sólo podía asistir aterrada e impotente a esta orgía de violencia y destrucción, puesto que la policía y los políticos no hacían nada debido a que mantenían negocios con las distintas familias religiosas, y cuando actuaban era sólo para perjudicar a los rivales de aquella a la que debían fidelidad, pero nunca para erradicar el crimen en su totalidad. Así, por ejemplo, no se hacía nada para acabar con el contrabando de vino de misa a pesar de la Ley Seca.

Todo por el control de la fe en la ciudad.

domingo, 25 de septiembre de 2005

Capitalismo fácil

Hace tres meses mi hermano y yo realizamos un pedido de dvds al Corte Inglés mediante su página web. En la misma aseguraban que la entrega de los pedidos se realiza en diez días laborables. Pues bien, creo que no hablaban de días terráqueos, sino de días venusianos o plutonianos, ya que tres meses después seguimos esperando. Yo no vi morir a mis compañeros con la cara en el barro para que ahora el gran capital se comporte como una empresa de Nairobi. Y luego leo en el periódico que El Corte Inglés anuncia haber ganado menos este año por culpa del incendio del Windor. No, miren, si ganan menos es porque cuando la gente les hace un pedido de 300 euros ustedes se empeñan en pasar de ellos durante 3 meses (y lo que quede), con lo cual el cliente decide con buen criterio que se pueden ir ustedes a la mierda y la próxima vez acudirá a la competencia. ¿Qué hacen los ejecutivos del Corte Inglés aparte de jugar al golf? ¿Por qué no quieren ganar más dinero? ¿Alguien sabe el teléfono del mandamás de esta empresa? Seguro que me contrata, estoy lleno de buenas ideas y de espíritu emprendedor y capitalista.

sábado, 24 de septiembre de 2005

Querida Adela (11)

Querida Adèle:

Vuelve conmigo. Te quiero. No me importa que todos los hombres del mundo quieran seducirte y la mitad de las mujeres también. Soy lo bastante engreído como para pensar que mis comentarios ingeniosos valen más que sus tácticas quintacolumnistas. En el fondo tú también me necesitas, sólo que no lo sabes, pero deberías hacerme más caso a mí que a tus propias sensaciones. Además, soy un blanco fácil y siempre lo seré.

Un beso.

viernes, 23 de septiembre de 2005

Amor, penúltimo episodio

Fracasé en el amor como en todo lo demás. Intenté enamorarte con cosas bonitas, como los conquistadores engatusaban a los indios. Te llevaba siempre palabras como cuentas de colores.

jueves, 22 de septiembre de 2005

Ni

- Ya tenemos los resultados de su test de personalidad.
- ¿Y qué tal?
- Ha suspendido. No sirve para ser usted.

miércoles, 21 de septiembre de 2005

Porno

Este país es especial. Siempre me ha llamado la atención esa incursión en el lirismo que llevan a cabo los que se dedican a poner título a las pelis porno extranjeras que llegan a este país que con mayor o menor fortuna hemos llamado España. Así, títulos como "Dreamer" se convierten por obra y gracia de los distribuidores de porno en nuestra nación en "Mujer soñadora, buena folladora". Sin duda es mucho más interesante llegar a nuestro videoclub y pedir algo así, parece que estemos inmersos en una obra de Shakespeare. Otro ejemplo de esto que digo lo encontramos en "Shane's World, Road Trip", que es la primera entrega de una serie de películas que se engloban bajo el título de "Shane's World", que es la actriz protagonista. Pues bien, los distribuidores españoles decidieron, con buen criterio, que como la película iba de gente que follaba y se desplazaba en una autocaravana, un título más acorde y más poético sería: "Al autocar, que os la vamos a mamar".

Los motivos de este fenómeno los desconozco. ¿Se ha pensado que quizás así el consumidor recordará bien la película? ¿Se han hecho estudios de mercado que demuestran que cuanto mejor sea la rima del título mayores serán las ventas? ¿Es por darle respetabilidad al consumo del porno a través del ejercicio poético en pequeña escala? Le preguntaría al del videoclub, pero a saber cómo me miraría.

martes, 20 de septiembre de 2005

Disertaciones sobre el Apocalipsis

El otro día Stanley Illis y yo pasamos junto a un niño que jugaba con un muñeco de Batman, a lo que Stan dijo: "Me gustaría ser ese niño". Yo estuve de acuerdo con él, no en que él quisiera ser ese niño, sino en que a mí también me gustaría. Y tengo que mencionar que esto de ir señalando a los niños ajenos mientras hablas hace que sus padres te miren con muy mala cara.

lunes, 19 de septiembre de 2005

Y 27

Cómo me gustaría cumplir hoy 20 años y no 27... Ya queda menos para los 30 y, la verdad, no me siento más maduro que hace 5 años. No dejo de fantasear con volver atrás en el tiempo y poder así mirar despreocupadamente el futuro... ay.

Y qué pocos regalos me han hecho. Y qué pena que en esta cultura los favores sexuales no sean considerados regalos apropiados para un cumpleaños.

domingo, 18 de septiembre de 2005

Vanidad

Cuando era pequeño soñaba con ser mesías, creo que por eso ahora de adulto todo me sabe a poco.

sábado, 17 de septiembre de 2005

La concubina del diablo

No entiendo muy bien la polémica que se ha montado con los raelianos. A ver, que les va el amor libre y se acuestan todos con todos, ¿qué tiene eso de malo? La Iglesia Católica predica castidad y al parecer eso está bien, nadie se escandaliza ni graba con cámara oculta las misas. ¿Que el tal Rael se tira a sus feligresas? Pues como muchos curas (otros se tiran a los monaguillos). Es lo que tienen las religiones organizadas, la erótica del poder y el lavado de cerebro. Es decir, que es normal en su contexto, y si una secta como la Iglesia Católica, que también te lava el cerebro, te saca el dinero e intenta dirigir tu vida, está bien vista o aceptada, ¿qué tiene de malo esta pequeña competencia? De hecho, el gobierno, en su empeño de ayudar a la pequeña empresa frente a la voracidad de las grandes, debería subvencionar a las sectas. Sé que es un pensamiento revolucionario, pero nunca me he movido en términos conservadores.

Lo que pasa es que en este país hay mucha envidia y detestan a Rael por lo bien que se lo ha montado. ¡Bien por ti, Rael! ¡Eres mi modelo a seguir!

viernes, 16 de septiembre de 2005

Lógica amorosa

- Ya sé que debería estar contigo. Pero... ¿y si volviera a salir mal?
- Pues si vuelve a salir mal, a la tercera va la vencida.

jueves, 15 de septiembre de 2005

In memoriam

Mi muerte no tuvo nada de extraordinaria, sucedió poco a poco. No es que un día me levantara de la cama y descubriera que estaba muerto, no. Un día un amigo me decía que tenía mal aspecto, otro día era yo quien me notaba una palidez mortecina al mirarme en el espejo, en otra ocasión me decían que tenía la piel muy fría, otro día me parecía que mi corazón apenas latía... Cuando finalmente les comuniqué a todos mis allegados que había muerto, nadie se sorprendió. Todos sabíamos que acabarías así, dijeron.

miércoles, 14 de septiembre de 2005

Aforismo

Uno está siempre condenado a las mismas mujeres... o a la ausencia de las mismas mujeres.

martes, 13 de septiembre de 2005

L'artiste est mort

Me apetece dormir una semana entera o bien cortarme las venas, aunque no son cosas excluyentes. Stanley Illis me propuso hace unos día que nos fuéramos en octubre a Inglaterra a lavar platos u otro trabajo igualmente artístico y malvivir como bohemios trasnochados, y la verdad es que me sedujo la idea, ya que estoy sin empleo, sin amor, sin futuro, sin vida, y sin otras cosas que normalmente se consideran necesarias para el buen subsistir en la sociedad occidental (u oferta equivalente), pero la última vez que hablé con él ya empezaba a recular y proponía ir a Madrid, cuando no tiene el mismo encanto, ya que en la pérfida Albión seríamos inmigrantes explotados y despreciados, lo cual, hay que admitirlo, va bien con mi sonrisa y con mis ojos, mientras que en Madrid no tendría problema alguno con el idioma y no podría probar mi táctica de ligue con inglesas: "Me, Sitting Bull". En fin, es 13 de septiembre, corre el año 2005, en mi vida faltan alicientes como sexo desenfrenado a todas horas, jóvenes admiradoras del poeta lavaplatos, y despertares junto a bellas damas. Podría ser cualquier otro día de mi vida, no importa el día, no importa el año...

lunes, 12 de septiembre de 2005

Cientos de amaneceres escalaban las paredes

No hay motivos para la depresión: me queda mi intenso encanto personal por descubrir. Soy un desafío para las mujeres. Sin embargo, noto que hay poco gusto por el riesgo hoy en día...

domingo, 11 de septiembre de 2005

Nota

Tengo ganas de ser feliz. Aunque sea un ratito.

sábado, 10 de septiembre de 2005

Ceci n'est pas une pipe

Un restaurante. Un hombre se dispone a comer un coño. Entonces llama al camarero y le dice:
- Camarero, hay un pelo en mi coño.

viernes, 9 de septiembre de 2005

La condena

Hoy he conseguido un aplazamiento y el mundo me ha parecido súbitamente maravilloso, he echado a correr lleno de alegría como un loco, el sol brillaba en el cielo y la gente me miraba. Me sentí como Dostoievski cuando llegó el indulto cinco minutos antes de cuando estaba previsto que le fusilaran, pero sin misticismos.

Aparte de eso, durante el examen, una chica con minifalda se inclinaba una y otra vez junto a la mesa del profesor para hablar con éste, enseñando de esa manera escandalosamente el tanga, lo que distraía lo que no está escrito y... en fin, me pregunto qué habré puesto en el examen.

jueves, 8 de septiembre de 2005

El señor García

El señor García creía en la revolución de las masas, pero de uno en uno, para no molestar con aglomeraciones innecesarias.

miércoles, 7 de septiembre de 2005

Mi respuesta al período de entreguerras

Llevo dos días sin dormir y esta mañana me ha llovido encima y hacía frío, pero creo que la vida en el fondo es hermosa, aunque se empeñe en negarlo siempre.

martes, 6 de septiembre de 2005

Bringing it all back home

A veces creo que tengo todo el tiempo del mundo, a veces creo que, si no actúo hoy, mañana será tarde. Me paraliza el miedo cuando pienso en besar a una mujer si no tengo muy claro que mi iniciativa será bien recibida. Y es una tontería, no es tan humillante ni desolador ser rechazado. Pero es para volverse loco moverse siempre en términos relativos: ahora acepto tus besos, ahora no, ahora quizás, ahora jamás. Mejor sería hablar en términos absolutos: acepto tus besos siempre, no los acepto nunca. Querida mujer encantadora, agradecería un poco de claridad en nuestros diálogos, aunque aprecie el secretismo en el que nos movemos, nuestra dulce historia apenas revelada, nuestros gestos disimulados en pos del cuerpo del otro.

lunes, 5 de septiembre de 2005

Cahiers du cinéma

Con respecto a la película que es mi vida, he descubierto que soy un guionista cojonudo, un director aceptable y un montador pésimo.

domingo, 4 de septiembre de 2005

Querida Adela (10)

Querida Adela:

En realidad no sé por qué me gustas tanto, si sólo sacas lo peor de mí mismo. Por ejemplo, me provocas sentimientos burgueses como querer casarme y tener hijos. Yo, que quería ser atracador de bancos y planeaba instalarme indefinidamente en la juventud. Y ahora no puedo evitar deprimirme al pensar que no habrá pequeños tú y yo correteando por la casa.

Y, a veces, me entran ganas de ponerme corbata.

Un beso.

sábado, 3 de septiembre de 2005

Ser yo hoy en día

Cuando hemos enumerado todos los hombres que hay en el mundo no queda nada de lo que podamos decir "esto es un hombre, y no solamente eso, sino que es el 'un hombre', la entidad quintaesencial que es precisamente un hombre indefinido sin ser nadie en particular."

(Bertrand Russell)

Estos dos últimos días, gente de diverso pelaje y condición me ha dicho "¡pero tú eres Míchel!" en algún momento de la conversación con la intención de comunicarme algo con eso (que en realidad ya estaría comunicado de antemano, puesto que yo soy Míchel y debería saber lo que ello significa, pero organizo mi vida de tal manera que así estoy). Todo esto que estoy diciendo está muy bien, ya que así lo relaciono con la cita de Russell, importante filósofo del lenguaje, aunque mi idea original era bromear con lo de "hombre indefinido sin ser nadie en particular" y decir algo como "se nota que el señor Russell no me conocía".

Ser Míchel tiene muchos inconvenientes y escasas ventajas. Deberían hacerme descuentos en los comercios para compensar, o pasarme una pensión, o qué sé yo. Qué pena que no existan más ciudadanos que sean yo mismo, así podríamos presionar al gobierno.

viernes, 2 de septiembre de 2005

Festival del humor

jueves, 1 de septiembre de 2005

Septiembre llega como si nada

Y aquí estoy yo, estudiando las conclusiones a las que llegó Adorno después de leer el horóscopo del Los Angeles Times durante tres meses...

miércoles, 31 de agosto de 2005

Descuentos de ocasión

Anoche soñé que estaba en una fiesta pasándolo relativamente bien cuando se me acercó Benedicto XVI, que casualmente estaba también allí, para presentarme a una chica preciosa. Yo desconfié, ya que el Papa y yo tenemos nuestras discrepancias y además vete tú a saber si la chica no era una beatilla que iba a rezar por mí por mirarle las tetas más de lo estipulado, pero resultó que era muy simpática y agradable y hablaba con auténtica pasión acerca de las ventajas de arrancarme la ropa. Entonces aparecieron Sacco y Vanzetti para que intercediera por ellos intentando convencerme de lo perjudicial que sería para su causa que me acostara con la chica en cuestión, pero repliqué que mi compromiso con el anarquismo se acababa en cuanto entraba en conflicto con mi compromiso con el sexo. Se marcharon enfadados, el Papa me susurró: "Descuentos de ocasión" y me desperté.

martes, 30 de agosto de 2005

Querida Adela (9)

Oh, Satanás, yo intento renunciar a todas tus obras, pero es que no me dejas...

lunes, 29 de agosto de 2005

Anecdotario

En cierta ocasión, el profesor de Filosofía de la mente preguntó en clase a los alumnos: "¿cuál os parece el mejor filósofo del siglo XX?". Sorprendentemente para mí, nadie respondió: "usted".

domingo, 28 de agosto de 2005

Para cambiar

Vino Stan el viernes para que le diera unos apuntes, pero eso sólo nos ocupó cinco minutos y el resto del tiempo lo dedicamos a pontificar sobre la vida, el amor, el sexo, la locura, y otros temas igualmente interesantes. Al final acabamos hablando de cómo seremos dentro de 10 años, qué estaremos haciendo y qué habremos conseguido. En ese momento Stan dijo: "seguro que tú seguirás escribiéndole a Alba, aunque ella ya tendrá niños y todo". Nos reímos y yo repliqué con voz de tonto como si estuviera hablando con ella: "Alba, deja a tu marido por mí, por favor" (lo que, por cierto, me recordó un relato que escribí hace un montón de años). Luego nos imaginamos siendo cuarentones calvos y saltando en conciertos de rock sin sentido del ridículo alguno, malviviendo y, en definitiva, perdiendo el tiempo como siempre. Estuvo bien reírse del futuro antes de que él se ría de nosotros.

sábado, 27 de agosto de 2005

Notas de diario

Hay que sobrevivir, me dice A. No quiero sobrevivir, que sobrevivan otros. Maldita economía de subsistencia. Yo quería beber champán de los pechos de Afrodita y que Apolo cantara mis gestas.

viernes, 26 de agosto de 2005

Para cambiar lo que no se puede cambiar

El miércoles quedé con un amigo para que me dejara unos apuntes (era el que terminó la carrera en tres años y enderezó su vida con mano firme, por cierto) y resulta que estábamos comentando banalidades cuando de pronto me dice "en octubre me caso". De repente, el peso de los años cayó sobre mí con diabólica crueldad y reparé en mis ojos nublados, mi pelo blanco, mis manos temblorosas y arrugadas... Bueno, vale, por un momento me sentí viejo, pero no fue eso lo que me afectó.

Veamos: no es que quiera casarme ni nada de eso, además de que casarse con 25 años -que es la edad que tiene- me parece precipitarse bastante, pero allá cada cual con sus posturas en la cama, como dijo Jesús. No, no se trata de eso, es el concepto: que él sea un ciudadano ejemplar que va por la vida como quien va de la cama hasta el frigorífico a por un batido, una cerveza u ofertas equivalentes, mientras que yo sigo siendo el eterno adolescente y además no tengo pareja ni conozco mujeres lo suficientemente enloquecidas como para casarse conmigo. Todos han encontrado su camino, yo sigo perdido en el bosque o sentado en un banco esperando el autobús, a Godot, a la lluvia radiactiva, o qué sé yo. Esperando, en definitiva, que algo o alguien pase en mi vida. Y qué vacíos están los caminos y el bosque está lleno de lobos...

jueves, 25 de agosto de 2005

Para cambiar la vida

El lunes, Alba se sentaba de manera que le veía continuamente las bragas, y yo pensaba: "hace 5 años también estaba aquí sentado mirándole las bragas, ¿será esto el eterno retorno?". De todos modos, hay que reconocer que como déjà vu es de los mejores.

miércoles, 24 de agosto de 2005

Para cambiar el humor

- Creo que eres muy gracioso.
- Y eso que no me has visto desnudo.

martes, 23 de agosto de 2005

Para cambiar el amor

Ayer por la mañana fui a casa de Alba y pasó una cosa muy curiosa. Me sacó una foto y tuvimos la siguiente conversación:

- Así puedes ponerla en tu fotolog y decir que te la ha hecho tu novia.
- Será "ex novia", ¿no?
- Ah, es verdad.

lunes, 22 de agosto de 2005

Revolución empresarial

(Publicado también en El Otro Diario, cuando lo publiquen)

Un día, sin motivo aparente, los empresarios y banqueros del país abandonaron sus oficinas al grito de “no me pase llamadas, señorita” y se encaminaron a las obras más cercanas que pudieron encontrar donde, ante el pasmo de capataces y obreros, exigieron que se les pusiera a trabajar de inmediato en el noble arte de juntar ladrillos con otros para construir edificios. Los albañiles reaccionaron con violencia frente a lo que consideraron recochineo por parte del gran capital, pero la actitud pasiva de los empresarios ante los golpes que recibían convenció a los primeros de la sinceridad de sus intenciones. Por raro que pareciera, todos los empresarios de España querían ser albañiles.

Pronto la noticia corrió como un reguero de pólvora por las redacciones y agencias de prensa de todo el país. Las cadenas de televisión interrumpieron su programación para ofrecer un avance especial de lo que estaba ocurriendo. Se decía que Emilio Botín había sido visto cargando una carretilla llena de ladrillos sin que nadie le obligara a ello. El Ministro de Trabajo anunció que el Gobierno no tenía nada que ver con esta invasión y que los puestos de trabajo de los albañiles serían respetados. Mariano Rajoy declaró ante los medios que los empresarios eran libres de albañilear todo lo que quisieran y que el Gobierno no respetaba sus derechos y los marginaba frente a otros grupos como el lobby gay. CC.OO. criticó que los nuevos aspirantes a albañiles no estuvieran sindicados.

Y, de pronto, llegó el escándalo. Una cadena de televisión conectó en directo con una obra de Madrid y millones de españoles pudieron contemplar cómo José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero mezclaban cemento en vaqueros y camiseta imperio. La epidemia había llegado hasta las más altas alturas. Los albañiles reaccionaron organizando manifestaciones masivas cada 15 minutos para protestar por la invasión de sus puestos de trabajo por parte de obreros no especializados. “ZP, quiero un albañil”, “Por la albañilería, por la libertad”, “Carod al paredón (pero paredón levantado por albañiles)”, rezaban las diversas pancartas.

Los días pasaban y la crisis no se solucionaba, lo que llenaba de inquietud a empresarios, albañiles y gobernantes del resto de la Unión Europea, quienes temían que el fenómeno se extendiera por sus países. Chirac propuso cerrar la frontera con España no sin antes arrojar al asfalto las fresas que transportasen los camiones españoles. Berlusconi le pidió a Blair que la policía inglesa disparara contra él si le veían acercarse a un ladrillo. Schoder declaró que era tiempo de cohesión europea, no de disensión, pero nadie le hizo caso, ya que se empeñaba en hablar en alemán. En Estados Unidos trascendió que Bush había decidido no bombardear España tras preguntarle a Condolezza Rice por sus yacimientos petrolíferos.

Cuando la situación se hacía insostenible en España por la escasez de cemento y ladrillos y la edificación indiscriminada en mitad de las carreteras, playas, campos de fútbol y de golf, el Papa Benedicto XVI anunció al mundo que construir edificios con las propias manos era bueno, católico y heterosexual, y que él mismo iba a dar ejemplo levantando un edificio de apartamentos en plena Plaza de San Pedro, tras lo cual se puso su casco de obrero, enarboló su paleta de albañil y empezó a trabajar ante la mirada atenta de los fieles, que aplaudieron con alegría.

domingo, 21 de agosto de 2005

Para cambiar el lenguaje

- ¿Crees que soy bonita?

Ayer me vino esa frase a la cabeza. No, no para ir diciéndosela yo por ahí a los marineros, sino que me la imaginé en boca de una mujer hermosa y me di cuenta de que, en realidad, ya nadie habla así. Suena a película de los 60 o algo parecido, mientras que ahora, en el 95% de los casos, dirían "guapa", claro. Y el caso es que, no sé por qué, ahora me parece que "¿crees que soy bonita?" es mucho más encantador que "¿crees que soy guapa?". Y más glamouroso, incluso. El cine, por supuesto, que nubla mi entendimiento.

sábado, 20 de agosto de 2005

Para cambiar la historia

Sería interesante viajar atrás en el tiempo y conseguir que aceptaran a Hitler en la Academia de Bellas Artes de Viena. ¿Se habría evitado así la Segunda Guerra Mundial? Tal vez. Al fin y al cabo, si Hitler acabó en política fue porque nunca quiso trabajar, sino vivir del cuento. De hecho, si Hitler viviera hoy, seguramente sería concursante de Operación Triunfo. O su creador.

viernes, 19 de agosto de 2005

De nombres

Llevo como un año buscando un buen seudónimo y no lo encuentro. Puede parecer una tarea fácil, pero no lo es. Un buen seudónimo encaja contigo o con la personalidad que quieres tener. Yo no tengo muy clara la personalidad que me gustaría ni el seudónimo que va bien conmigo ni los fines que tendrá mi seudónimo, pero sé que necesito tenerlo y que, cuando lo encuentre, lo utilizaré a menudo. Ahora mismo no sé para qué, pero ya se verá.

Pienso que si no consigo encontrarlo es porque tengo problemas para ser otra persona. Stanley Illis no tuvo problemas para encontrar su nombre. Adela tampoco. Lo gracioso del tema es que tampoco se me da muy bien ser yo...

jueves, 18 de agosto de 2005

El estigma del perdedor

Me llama anoche a las cuatro de la mañana Stanley Illis desde un pueblo perdido de Segovia para contarme:

1) Que está borracho.
2) Que se ha ligado a una chica de 19 turgentes primaveras, muy pija y bastante tonta, en sus propias palabras (menos lo de turgentes primaveras, eso es mío).
3) Que un advenedizo le está levantando a la chica de mala manera, y que eso es doblemente injusto, ya que ese tío tiene novia (ingenuidad encantadora de borracho).

Mientras me lo cuenta se va encendiendo cada vez más y acaba gritando que le dan ganas de irse a casa "para perder porque quiero, no porque tenga que perder".

Consigo tranquilizarle y, al rato, el advenedizo abandona el local, dejando a la chica solita. Nos despedimos y Stan vuelve a la carga.

miércoles, 17 de agosto de 2005

Un día más

Escucho una canción, observo por la ventana a la gente paseando y de algún modo logro convencerme de que el tiempo no corre en mi contra. Luego hablo por teléfono con un amigo y me doy cuenta de que organizo mi vida tan bien como un pollo descabezado que corre por el pasillo salpicando de sangre las paredes. Pero la música suena y vuelvo a olvidarme de mis problemas. Un día más.

martes, 16 de agosto de 2005

Acerca de la madurez

A veces me pongo a pensar en mis amigos o conocidos y me parece que todos ellos evolucionan, crecen, o maduran -elijan el término que prefieran-, mientras que yo no lo hago. Tengo la sensación de ser el mismo de siempre, de no haber cambiado en todos estos años. Por el contrario, ellos han hecho algo con su vida. Lo cual no siempre es necesariamente bueno, claro. Hablemos de dos personas en concreto: una de ellas era el típico chico marginado al que alegremente extorsionaban los matones del instituto y al que las chicas ignoraban (si eran simpáticas) o despreciaban (si eran antipáticas). Vamos, que era como yo, pero más alto. Al ir a la universidad perdimos el contacto, pero las veces que lo vi me lo encontré muy cambiado: ya no llevaba gafas, vestía y actuaba como un chulo putas, fumaba (aunque lo de empezar a fumar con 20 años me parece bastante tonto) y me dio la impresión de que se había transformado en un triunfador o, al menos, en un vividor, que siempre es una buena opción. Sin embargo, una vez me confesó que seguía siendo virgen, que nunca había tenido una relación que durase más de un besuqueo y que las mujeres se le seguían dando fatal. Así, resultó que seguía siendo aquel chico marginado, sólo que disimulaba. Y además seguía siendo más alto que yo.

La otra persona era el típico bala perdida que no tenía más objetivos en la vida que divertirse. Hasta que conoció a una chica extremadamente religiosa. Entonces cambió, encontró a Jesús y pasó a ser un hombre serio y formal que da charlas sobre la Biblia a jóvenes descarriados (me gustaría estar inventándomelo, pero no es así) y bebe cerveza sin alcohol. Terminó la carrera en sólo 3 años. Lo último que supe de él es que estaba valorando la opción de entrar en el seminario y servir a Dios. Creo que la novia le animaba.

lunes, 15 de agosto de 2005

Leyendas urbanas que todo el mundo cree ciertas

- En el epitafio de Groucho Marx puede leerse: "Perdone que no me levante". Yo mismo lo creí durante años, pero es falso, aunque sería muy bonito. En el sencillo nicho de Groucho sólo pone: "Groucho Marx 1890 - 1977" (y aporto prueba). Sin embargo, sí que quiso hacer algo especial, como cuenta Arthur Marx, hijo de Groucho, en su libro "Mi vida con Groucho": Unos días después de la incineración y el entierro de sus cenizas en el cementerio Malinov & Silverman en el Valle de San Fernando, se encontró entre sus efectos personales una carta dirigida a mí. En ella decía que no quería ser incinerado. Prefería que lo enterraran en el Westwood Cemetery junto al cuerpo de Marilyn Monroe. He oído que el nicho que está junto al de Marilyn Monroe lo ha comprado Hugh Hefner, dueño de Playboy, pero desconozco si es también una leyenda urbana.

- La canción que suena al comienzo de cada episodio de Los Soprano la canta Leonard Cohen. Me gustaría saber quién se ha inventado esto, principalmente para darle un par de hostias, y es que no se entiende. Es algo que se encuentra en multitud de foros de internet, y lo peor es lo extendido que está. Cada vez que se hable de la canción de Los Soprano, el 60% de los participantes de la discusión dirán que la canción es de Leonard Cohen. Lo gracioso del tema es que quienes lo aseguran no han escuchado en su vida a Leonard Cohen y por lo tanto no pueden ni comparar (ya que las voces ni se parecen), pero afirman que es suya sin rubor alguno. La canción, "Woke up this morning" es de "Alabama 3", un grupo del que sólo conozco dicha canción, tengo que admitirlo. Una variante que me encontré recientemente era: "la canción es de Leonard Cohen y lo de Alabama 3 es una versión; por cierto, muy parecida". Y tan parecida, seguramente ha escuchado la misma canción dos veces... Otra variante aún más delirante que he descubierto hace poco es: "la canción la canta Bob Dylan". Por raro que parezca, no es una leyenda urbana autóctona, sino que es importada.

- En "Casablanca" alguien, posiblemente Humphrey Bogart, dice "tócala otra vez, Sam". Pues no lo dice ni una sola vez en toda la película. Ingrid Bergman tampoco. Sí que dicen "tócala, Sam", pero nunca añaden "otra vez". Curiosamente, esta idea está tan extendida que la obra de teatro, y posterior película, que escribió Woody Allen sobre un pobre diablo al que se le presenta Bogart para aconsejarle en cuestiones de mujeres se llama "Play it again, Sam". Donde sí dicen "tócala otra vez, Sam" es en "Una noche en Casablanca", de los Hermanos Marx, rodada 4 años después de "Casablanca".

- Las mujeres no se masturban. Sí, y los niños vienen de París.