viernes, 10 de julio de 2020

Mantras

Un día me vengaré, se dice cada noche antes de quedarse dormido. Y la vida va pasando mientras espera que llegue ese día.

jueves, 9 de julio de 2020

Retrospectivas

Siempre la mirada atrás, como alguien que pone los ojos en blanco ante lo absurdo del ahora.

miércoles, 8 de julio de 2020

Disonancias

Hace mucho que terminó el confinamiento, pero yo sigo esperando que me llamen para colaborar en alguna de esas actividades culturales malagueñas ideadas para aliviarlo.

martes, 7 de julio de 2020

Jumping the shark

Esta chica una vez me hizo un retrato a lápiz en un trayecto en tren, pero ahora la estoy oyendo follando en la habitación de al lado con mi compañero de piso. Como si los guionistas de mi vida se hubieran quedado sin ideas y recuperaran personajes para tramas absurdas.

lunes, 6 de julio de 2020

Delitos secretos

—Nunca supe nada más de ella. Me dejó de hablar un día, sin más.
—Sin más no sería, algo harías.
—¿Ves? Esa es otra putada más del ghosting, que luego los demás no te creen y piensan que hubo algún motivo claro y que si te insisten acabarás contándolo, como si tuvieras la menor idea de cuál pudo haber sido tu transgresión. Qué más quisiera yo, aunque sólo fuera por razones narrativas.

domingo, 5 de julio de 2020

Mundo editorial

Como parte de mis prácticas en la editorial tuve que leer una novela y redactar un informe de lectura con mis impresiones. Me pregunté si el pobre autor imaginaría que su obra estaría en las manos de un insignificante becario. Un trabajo de meses o años para que acabara siendo valorado por un pobre diablo en un par de tardes y sin cobrar. ¿Quién dijo que se había perdido el romanticismo en la literatura?

sábado, 4 de julio de 2020

Conversaciones de cama

—Insúltame cuando estemos follando.
—¿Por qué?
—Porque me pone mucho.
—Pero es que yo te estoy muy agradecido por acostarte conmigo. Sólo me entran ganas de halagarte.
—¿Y qué tiene eso de morboso? Yo quiero que me llames puta y que digas que me desprecias.
—Vamos, que te mienta a la cara. ¿No sabes que una relación ha de basarse en la sinceridad?
—Tú eres gilipollas.
—Eso es, cariño, di lo que piensas de verdad.