miércoles, 24 de mayo de 2017

Reclamos

La mejor manera de ligarse a personas ególatras es llevar gafas de sol espejadas, pues así pueden mirarse todo el rato mientras hablan contigo.

martes, 23 de mayo de 2017

Magnicidios S.A.

Tal vez no pueda usted tener la vida de grandes personajes de la historia, pero nuestra empresa puede al menos proporcionarle la misma muerte que tuvieron ellos: apuñalado repetidas veces como Julio César, de un golpe de piolet en la cabeza como Trotski, de varios disparos como John Lennon, etcétera. No se prive de morir como alguien importante.

lunes, 22 de mayo de 2017

El fin

Es el fin de una época, dice. Pero en realidad esa época terminó hace mucho y lo que van desapareciendo ahora son los recuerdos.

domingo, 21 de mayo de 2017

Paradojas temporales

—¿Qué tal funciona la máquina del tiempo, cariño?
—Es un éxito absoluto. Aunque aquí sólo han pasado unos minutos, he estado durante un mes en el Renacimiento. Qué de aventuras y peligros, sobre todo el de cambiar el pasado. Una vez me acosté con una prostituta florentina, pero por suerte había llevado conmigo algunos condones. A saber lo que podría desencadenar un embarazo así en la línea temporal.
—¿Qué? Acabas de admitir que me has sido infiel, hijo de puta.
—¿Infiel? Pero si en esa época todavía no nos conocíamos.

sábado, 20 de mayo de 2017

A la muerte de Chris Cornell

Los noventa fueron una época más inocente: no había posverdad, sino mentiras, existía una cosa llamada grunge en la que nos refugiábamos los chavales raros del pueblo y el porno era analógico (no penséis mal, que el anal sólo se estilaba entonces en el europeo, aunque en algunas cintas yanquis se iba abriendo camino). La muerte de un cantante de entonces te entristece por puro narcisismo, pues te dices: coño, si ya han pasado más de veinte años, ¿qué ha sido de mi rabia adolescente? ¡Si yo venía a comerme el mundo! O a quejarme, al menos. Bueno, por suerte han inventado las redes sociales para desahogarnos. Algo es algo.

viernes, 19 de mayo de 2017

Cuidados intensivos

Los relatos se me acumulan como enfermos a un médico y lo peor es que hay pocos que puedan salvarse. Algunos agonizarán durante mucho tiempo hasta que sean finalmente enterrados entre archivos sin valor y otros sufrirán mutilaciones, transfusiones de palabras e incluso algún trasplante de otros relatos. Quizá haya esperanza para ellos, pero seamos cautos.

jueves, 18 de mayo de 2017

Control de calidad

Cada mañana, antes de despertar, soñaba que tenía que rellenar un formulario sobre la calidad de los sueños de esa noche.