martes, 12 de noviembre de 2019

Los exiliados

Después de muchos años, vuelvo a la universidad. Como entonces, tomo el autobús para llegar a ella, pero muchas cosas han cambiado. El número de la línea ya no es el mismo, aunque esto es un detalle menor. Cuando estudiaba la carrera, era en las paradas del centro donde subían más estudiantes. Vivían allí, claro (también cerca del campus), en el meollo. Ahora no, la gentrificación los ha expulsado del centro de la ciudad y el autobús ya viene cargado de alumnos cuando me subo a él en la misma parada de antaño.

lunes, 11 de noviembre de 2019

Cuentos ferroviarios

—¿Tú crees que algún día podremos subirnos en el tren de la historia?
—Quizá si nos arrolla.

domingo, 10 de noviembre de 2019

La lógica del voto

—¿Y usted a quién va a votar?
—¿Yo? A los enemigos de mi clase social, para que me perdonen la vida.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Ventajas de la decadencia

Cinco años ya sin ganar un primer premio literario. Los lustros se consumen ahora con una rapidez aterradora. Pero esto no es malo del todo: diríase que, con el tiempo, las largas derrotas se convierten en breves suspiros.

viernes, 8 de noviembre de 2019

One of these days, these days will end

La nostalgia hacia el pasado tiene que ver fundamentalmente con el papel que uno representó en él. Un papel tamizado de manera muy conveniente a través de la memoria, claro, que siempre trata de engañarnos con el revisionismo histórico. Es cierto que éramos jóvenes y, por lo tanto, nos sentíamos protagonistas. Pero ¿realmente lo éramos? Puede que en ciertas ocasiones. Al menos, estábamos llenos de energía aunque no pasáramos de meros extras. ¿Qué nos queda ahora, en cambio? La contemplación lejana del presente y el temor al futuro, que imaginamos mucho peor. Con razón.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Todas las fiestas del ayer

Y pienso que podríamos encontrarnos aún en todas las fiestas del ayer, si pudiéramos retorcer las normas del espacio-tiempo y tú y yo hubiéramos sido otros muy distintos. O al menos yo.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Medicinas

—Creo que tu belleza es buena para la salud.
—No veo qué relación tiene una cosa con la otra.
—No sé, te miro y me parece que mi tensión arterial mejora.