sábado, 22 de octubre de 2011

La voz en off

Luis tiene esquizofrenia, pero disfruta de su enfermedad. Escucha siempre una voz, una voz que va narrando todo lo que hace. «Luis sale de casa», escucha. «Luis toma el autobús y sonríe a una desconocida, que se asusta». Sabe que no todo el mundo tiene un narrador y se siente orgulloso. Se siente especial. Se siente protagonista.

4 comentarios:

seiko dijo...

eso es verdad...no todas las personas disfrutan de esa enfermedad y los pocos que lo hacemos somos consideramos como "locos" ...pero así somos felices

sergio dijo...

y que bonito es estar loco y a gusto con ello.

ficticia dijo...

Me encanta

fiona dijo...

Me recuerda a la pelicula "Más extraño que la ficción"