domingo, 24 de abril de 2011

La dismnesia

Porque yo necesito algo eterno. Porque no confío en mis recuerdos. Porque siempre me pierdo en mis recuerdos. Porque no hay fin en mis recuerdos. Porque no hay significado en mis recuerdos. Porque estoy solo en mis recuerdos. Porque estoy sólo en mis recuerdos.

7 comentarios:

Luna dijo...

Los recuerdos dan mucho de sí. En los recuerdos no estamos solos siempre,porque solemos recordar cosas que sucedieron con otra persona, con grupo de amigos,etc...Donde sí estamos solos es recordando esos recuerdos en la mayoría de los casos. O esa es mi humilde opinión.
Muy bueno, como siempre. Un abrazo

Anónimo dijo...

La RAE ya no te acepta esa diferenciación.

Anónimo dijo...

Si lo hace. No es obligatorio pero es admisible.

Microalgo dijo...

Y es la mar de conveniente cuando hay ambigüedad...

Citemos, de nuevo:

No invento nada, Mauricio. La memoria sabe lo que debe guardar entero (Julio Cortázar: Relato con fondo de agua).

Los recuerdos son hijos del azar, sólo los tramposos tienen ordenada la memoria (Daniel Pennac: Los frutos de la pasión).

Y así.

Marina dijo...

La RAE lo recomienda si hay ambigüedad, y en este caso la hay.

A mí la tilde diacrítica me encanta. Siempre me pareció un signo de estatus ortográfico. Podemos hacer un grupo de resistencia a las nuevas normas de la RAE, señor K. ¿Se une usted?

Cuídese y no sufra, que se le quiere.

Verónica dijo...

Un profesor decía que no se puede diagnosticar enfermedades que no se conocen. Acabo de enterarme que padezco de esta.

ficticia dijo...

Qué sutil y enorme diferencia.