lunes, 25 de abril de 2011

El miedo

—Me da miedo la gente.
—¿Por qué?
—Son seres extraños.
—¿A qué te refieres?
—No les conozco, no sé quiénes son.
—¿Y? ¿Significa eso que sean malos?
—A mí de pequeña me dijeron que no confiara en los desconocidos.
—Pero no hasta ese extremo.
—Yo creo que nunca se es lo bastante cuidadosa. Mejor prevenir que curar.
—Así que no sales a la calle.
—Sí que salgo, pero de madrugada, cuando están las calles vacías.
—Muy sano, sí.
—Y seguro.

6 comentarios:

Microalgo dijo...

Esa chica está atontolinada,a fe mía.

Protéjala, corra.

María dijo...

Hasta donde pueden llegar los deberías/no deberías de los padres, a veces nos tendríamos que grapar la boquita.

Mandarina Submarina dijo...

Seguro que esto viene a una canción de Golpes Bajos

Anónimo dijo...

¿Cómo "no les conozco"?

Gabriel Noguera dijo...

Ella sabrá.

Daniel Najnsztejn dijo...

excelente retrato de la sicologua femenina