viernes, 3 de agosto de 2018

Biblioteca de campaña

Mi biblioteca habitual está de obras hasta septiembre, pero han habilitado una sala para devolver los libros prestados. Una señora con un ordenador portátil realiza las gestiones. Se trata, por tanto, de una biblioteca de campaña con un fondo muy limitado a disposición del público: los libros que han devuelto otros usuarios en este periodo de transición y que ahora puedes llevarte a casa durante unas semanas. Es como un verdadero intercambio de libros entre desconocidos. Por suerte, dentro de la escasa oferta encuentro cosas que me interesan. Menos mal que no todo el mundo opta en verano por lecturas ligeras y olvidables.

No hay comentarios: