viernes, 19 de mayo de 2017

Cuidados intensivos

Los relatos se me acumulan como enfermos a un médico y lo peor es que hay pocos que puedan salvarse. Algunos agonizarán durante mucho tiempo hasta que sean finalmente enterrados entre archivos sin valor y otros sufrirán mutilaciones, transfusiones de palabras e incluso algún trasplante de otros relatos. Quizá haya esperanza para ellos, pero seamos cautos.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Ese peazo libraco no te va a salir de otro sitio que no sea de componer y coser esos retazos.