domingo, 8 de marzo de 2015

Macedonia de letras

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, el dinosaurio todavía estaba allí y dijo: llamadme Ismael.

2 comentarios:

Microalgo dijo...

Eso está llamado a ser un superventas.

Marina Alcolea dijo...

soy fan.