sábado, 6 de diciembre de 2014

Morir

Apagarse. Sin dramas. Como cuando se consume una vela en una habitación vacía. Como cuando alguien pulsa un interruptor sin prestar atención a ello. Como cuando alguien cierra una puerta ordinaria. Como cuando.

3 comentarios:

María Bartolomé dijo...

Un interruptor para unos, una explosión nuclear para otros.
Qué romántico que puedan ser lo mismo, ¿no?

María Bartolomé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Microalgo dijo...

III.3: "Te embarcaste, navegaste, arribaste. Desembarca" (Marco Aurelio, 121-180 dC: Ad se ipsum - meditaciones).