lunes, 30 de diciembre de 2013

La sincronía

¿A qué hora te vas a levantar mañana?, le interroga ella. Él pregunta por qué quiere saberlo y ella le contesta que para levantarse a la misma hora que él y así, de esa manera, estar conectados a pesar de la distancia, empezar el día juntos aunque estén separados. Él sonríe y le dice que a las nueve. Y a las nueve suena el despertador de ella, que abre los ojos al nuevo día y se siente acompañada, aunque no sabe que en realidad él sigue durmiendo, pues en el último momento decidió que se despertará a las diez.

4 comentarios:

M. dijo...

El detalle es lo que cuenta.

Anónimo dijo...

lo decidió en el último momento, y por si acaso silenció el móvil.

Microalgo dijo...

¡Traidor!

mavi botella dijo...

No importa. Ella vivió y el durmió.