jueves, 14 de marzo de 2013

Volver a amar

En el tren, mira el reflejo de la ventana y durante un segundo piensa: qué mujer tan guapa es esa de allí. Luego se da cuenta de que está sentada junto a él, pues es su novia. «Te quiero», le dice sinceramente, enamorado de nuevo.

2 comentarios:

Microalgo dijo...

Qué romántico es el Alzheimer.

Liah dijo...

Qué bonito :-)