lunes, 4 de junio de 2012

Bichos

Una chica entra en el cuarto de baño con la sana intención de orinar, pero se encuentra allí al diablo agazapado en un rincón, por lo que sale despavorida y, como es natural, le pide a su novio que entre y lo mate.

4 comentarios:

ESGARRACOLCHAS dijo...

...y el novio lo mata y va al cielo.

Microalgo dijo...

Así que a los demonios, las cucarachas, las arañas y a los amantes escondidos con disimulo se les aplica el mismo tratamiento...

Lo siento por las arañas (suelen caerme bien, excepto las de Australia, que son unas hijas de puta).

carmeloti dijo...

Una chica muy autosuficiente!!!!

M. dijo...

¿Cuándo llegará el día en que la mujer sea tenga la suficiente autonomía para matar a un bicho sin depender de otros?