martes, 15 de mayo de 2012

La mujer de tu vida

En un banco del parque, encuentra un teléfono móvil. Todavía encendido, como si acabaran de perderlo. Busca en la agenda algún número que pueda ayudar a su devolución, algo como «papá» o «trabajo» y encuentra un contacto misterioso: «la mujer de tu vida». No «la mujer de mi vida», que habría sido más normal. Bah, la explicación es sencilla, piensa, será que el dueño del móvil se habla en segunda persona. ¿Pero no podría tratarse de una señal? El destino, que ha planeado todo esto para que él encuentre a la mujer de su vida. No, no, esto es una tontería, el destino es más sutil. Pero tal vez sea la dueña del teléfono quien lo ha planeado todo: quizá lo ha dejado en el parque para que lo encuentre un hombre audaz y la llame. Y él podría ser ese hombre audaz. Así que sin más dilación llama y le responde la voz de una señora: «por fin, ya pensaba que no ibas a llamar esta semana a tu madre».

3 comentarios:

Microalgo dijo...

Ojú.

Paloseco dijo...

Frases hechas que nunca se refieren a mamá.

Quizá usó la forma correcta. De otra manera tendría que cambiar muy a menudo el número vinculado a tal nombre.

ficticia dijo...

Perfecto.
Y qué otra mujer puede ser para un hombre "la de su vida" más que mamá?