miércoles, 7 de marzo de 2012

Torremolinos

Málaga es muy bonita, pero Torremolinos es un poco deprimente para vivir, me dice Sonia. Es verdad, concedo yo. Es un sitio decadente, para ambientar novelas negras de guiris que vienen con la idea de morir lentamente, tostados al sol, pero que acaban enredándose en problemas con la mafia rusa. Y es que hay poca dignidad en morir asesinado en un destino turístico sesentero, sobre todo cuando eres un jubilado europeo acostumbrado a la civilización.

4 comentarios:

Javier López dijo...

Recuerda a "El tercer reich" de Bolaño.

Microalgo dijo...

Uh.

En esta otra parte de la costa nos hemos salvado de eso por el Levante, deidad menor que proteje del turismo masivo haciendo volar a la gente. Amén.

caótica eme dijo...

En Torremolinos estoy yo. Y ya no le hace falta nada más.

Microalgo dijo...

Ups.

Aceptada, la premisa.