lunes, 6 de febrero de 2012

Los pasos melancólicos

Señorita, se le nota la tristeza en el caminar. Cada pisada suya habla de sufrimiento, de un dolor insondable que no se despega de sus tacones, que son como lágrimas permanentes. Será porque hace tiempo que no follo, contesta ella acabando con el romanticismo del asunto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

o encausándolo.

Microalgo dijo...

Talmente la Mary Shelley.

Golfo dijo...

No acaba allí, lo sabe cualquiera al que se le haya erizado el pelo de empatía al son de los berridos del No pussy blues.
Si no, para que me esfuerzo en explicárselo a mis niñas, ay ay ay, pobre mujer, ay ay ay, detrás de una esquina de este tonto laberinto cotidiano aguarda la solución.

ficticia dijo...

Jajajajaja