miércoles, 18 de enero de 2012

Las palomas

«Esa paloma es antisemita», dijo un anciano en la plaza. «Pobre abuelo, ya está chocheando», pensó un hombre, pero al acercarse a la paloma descubrió que ésta tenía unas esvásticas negras en las alas. Denunció esto a la policía pensando que sería cosa de algún gamberro que se dedicaba a pintarlas, pero unos días después se anunció que estas esvásticas eran naturales y que se habían visto en otras muchas palomas de la ciudad. «Una mutación ha alterado la coloración de algunas plumas, nada más, la naturaleza es caprichosa», declaró un científico. «Caprichosa y nazi, por lo visto», respondió un ciudadano preocupado por este súbito nacionalsocialismo aviario. «Cómo vamos a salir ahora a la calle con palomas nazis sobrevolando la ciudad, como una Luftwaffe animal dispuesta a atacarnos a la menor ocasión. Bastante cagaban antes, pero ahora es inevitable pensar que lo hacen con mala idea».

7 comentarios:

i*- La que canta con Lobos dijo...

Muy buen juego de palabras. Pero para eso estamos las palomas del Ché para volar más alto y aplastar el fascismo. Un saludo y a ver cuando me haces una visita a luzypenumbra...

Microalgo dijo...

¿Las palomas del Ché?

¿Cuálo?

ficticia dijo...

Buenísimo.

Isra dijo...

Con el asco que me dan las palomas, lo que faltaba...

Gabba Gabba Hey! dijo...

Acabo de llegar a este sitio y la verdad... Creo que tiene algo de genial. Felicidades.

Microalgo dijo...

Propongo la creación de un nuevo vocablo: Antisistemita.

Hale.

Marina dijo...

xDDDD

No tengo nada así inteligente e ingenioso que decir; sólo que me ha gustado mucho y que eres brillante casi siempre. Un abrazo.