lunes, 12 de septiembre de 2011

La habitación 1033

Vuelvo todas las noches a la habitación 1033, donde tiemblas cuando te toco —como si fueras un animal asustado— y hablamos en susurros hasta que sale el sol.

2 comentarios:

Ado dijo...

Frías noches deben ser esas...

Felicidades por el Blog. Llevo tiempo siguiéndolo, y me gustaría que intercambiáramos enlaces. Mi dirección es:

www.labuenaorilla.es

Pero sólo si te gusta lo que veas allí.

Un saludo y, de nuevo, felicidades.

ficticia dijo...

Mmm... me ha inquietado...