domingo, 23 de enero de 2011

Nada

No puedo hacerme cargo de los recuerdos de quien ya no soy.

5 comentarios:

María dijo...

Toma ya!

A. Sanabria dijo...

Pero alguien habrá que tenga que cargar con ellos...

Microalgo dijo...

O tal vez se pierdan como lágrimas en la lluvia (deje caer un poco la cabeza y suelte de una vez a esa puñetera paloma, que la pobre va a pillar una pulmonía: ¿no ve la que está cayendo?).

Golfo dijo...

Pero si padecerlos.

Paloseco dijo...

Lo malo es que los recuerdos no entienden de trastornos de personalidad.