viernes, 7 de enero de 2011

Historias de blog

—Me gustó la parte de tu entrada de fin de año de «mirando al espejo para no volverme loco de tanto desearla». Cito de memoria, claro.
—Sí. Lo malo es que no era literatura.
—Ya.
—Ella se giró un par de veces para saber a qué miraba yo. Creo que me tomó por un narcisista.

3 comentarios:

* Eleanor Dalí ! * dijo...

Está bueno de vez en cuando ser narcisista, creo yo...

Un beso o 2 !

A. Sanabria dijo...

Me parece eso muy cierto..es bueno ser un rato Narciso..de vez en cuando por supuesto...

Gabriel Noguera dijo...

Que no es un texto tan complicado.