viernes, 10 de agosto de 2018

Una década

Diez años después, mi imperio está en ruinas. Lo cual es lógico, pues lo levanté apresuradamente y sin apoyos. Te puedes autoproclamar imperio, pero únicamente con declaraciones grandilocuentes no vas a mantenerte mucho tiempo. Hacen falta acciones decisivas y una buena dosis de suerte. A mí me han faltado ambas cosas. Y mucho más. Ahora paseo entre estas piedras que pronto cubrirá la arena.

No hay comentarios: