domingo, 20 de diciembre de 2015

Elecciones

Que mucha gente vota, por desconocimiento, contra sus intereses es un hecho muy comentado, pero a mí quizá me llama más la atención que muchos padres voten además contra los intereses de sus hijos.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

La política es el opio de la democracia, sin duda.

Saludos.

Microalgo dijo...

Cuánta razón.