domingo, 19 de julio de 2015

Turismo sentimental

—Hay personas residentes en tu vida y hay turistas, como lo fui yo. Espero al menos haber dejado buena impresión en el hotel de tu cuerpo.
—Recuerdo que te gustaba mucho entrar por la puerta de atrás.
—Ah, pero no lo digas como si fuera un pervertido. Era por vergüenza, por timidez, por no enfrentarme a tu mirada. ¿No entiendes que soy un romántico?

3 comentarios:

Saruman el Blanco dijo...

Tremendamente ingenioso.

Me encantaría poder darle 50 millones de "Me Gusta".

Marta Bordons dijo...

Te me has adelantado, Pablo! xDD

Microalgo dijo...

El viejo truco.