martes, 6 de enero de 2015

La cápsula del tiempo

Por reírme un poco, programo una entrada de blog para el veinticinco de enero del año 3004. Mil años de blog. Quizá no haya vida en la Tierra para entonces, pero digamos que sí. Qué fútil tendrá que parecer todo esto después de mil años. El amor. El mundo editorial. Mi literatura les parecerá medieval, me temo. Qué podrá decirles un tipo de hace mil años, si incluso el idioma habrá cambiado. Pero internet tampoco será como lo conocemos ahora, lo más seguro es que mi texto no lo lea nadie. Como un hombre del pasado usando el telégrafo para contactar a los seres del futuro.

3 comentarios:

Ficticia m dijo...

Pero es una idea muy romántica!
Imagina lo contrario, que sí que alguien lo recibe después de tanto tiempo.
Como un mensaje en una botella...

Espero que hayas escrito algo realmente bonito... ;)

Un beso.

Low Lázarus dijo...

Pues la idea mola bastante. Es un poco como ser un Elvis literario, que sigue sacando discos nuevos después de muerto.

Microalgo dijo...

Yo escribí dos predicciones al año, en plan Diego de Torres Villarroel, hasta el 2050, y las programé en Wordpress. Una cada solsticio.

Después de que, tras la primera, no nos invadieran los chinos, se me vino un poco abajo la estructura del edificio adivinatorio y las borré todas. En fin.