martes, 23 de septiembre de 2014

Los amores fugaces

Es curioso, pero no tengo fotos con ninguna de mis ex amantes. En esta época tecnológica de fotos constantes. Sí tengo con mis ex novias, por supuesto; es como si sólo constaran las relaciones oficiales, serias. Como si mis ex amantes hubieran tenido claro que no debían dejar pruebas de mi existencia pasajera en sus vidas. De lo que no se puede hablar es mejor callar, que decía Wittgenstein. Claro que yo entonces no sabía que mi paso sería efímero.

3 comentarios:

A Sanchez dijo...

Es una lástima.
Yo guardaba fotos de mis juergas y lo tenía mas o menos todo documentado, pero me robaron el laptop... y a tomar por saco todo. Que lástima.

Saludos desde www.malagasensual.com

Muy buen blog el tuyo.

Anónimo dijo...

Para estos casos, el archivo de la memoria es el mejor disco duro. Además, es más generoso con ellas que una fotografía simple y vulgar.

Microalgo dijo...

Pues yo tengo fotos del 39,56% de mis ex-amantes, cartas con besos impresos o trozos de ropa interior mordisqueada del 33,84% de ellas y ni besos ni cartas ni bragas ni fotos ni ná del 26,54% restante.

Nah, era broma. Era sólo por ver la cara que ponían.

Ex-amantes. Qué será eso.