martes, 1 de abril de 2014

La belleza

—Buenos días, quiero trabajar como modelo fotográfica.
—Perdone que sea tan brusco, señorita, pero no sé cómo decir esto de otra manera: es usted feísima.
—Es usted muy maleducado, pero le doy la razón, la naturaleza no me ha concedido la belleza que yo siento que puedo mostrar. Sin embargo, esto no es ningún obstáculo en los tiempos que corren. Hoy en día, con photoshop se resuelve todo. Ustedes pueden hacerme bella en las fotografías.
—Quizá, pero embellecerla a usted es un proceso bastante más arduo que si se tratara de una mujer hermosa ya desde el principio.
—Ah, muy bonita su actitud. Así que vengo yo aquí a trabajar duro, a superar mis defectos físicos con firme voluntad y, mientras tanto, ustedes optan por la vía fácil, por no dar ni golpe y que las modelos lo hagan todo.

3 comentarios:

Microalgo dijo...

Si hubiera dicho "que las modelos se lo hagan todo" habría sumado una implícita y velada acusación la mar de bonita.

Anónimo dijo...

No le falta razón..

rubén dijo...

Hola, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es