sábado, 17 de noviembre de 2012

El monstruo del armario

—Papá, hay un monstruo dentro de mi armario.
—¿Y qué quiere?
—No sé, no le he preguntado.
—Pues déjale tranquilo y él te dejará tranquilo a ti. Igual sólo quiere dormir calentito entre tu ropa.
—¿Y si se la come?
—Ya hay naftalina dentro.
—Eso es para las polillas, papá.
—No, funciona con muchos bichos.
—¿Y si cuando estoy dormido le da por salir del armario?
—Pues bien. En esta casa respetamos la inclinación sexual de todo el mundo.
—¿Qué?
—No, nada. ¿Quieres dormir con la luz encendida? Es el mejor remedio para los monstruos, que se esconden en las zonas oscuras de la imaginación.
—¿Y si ponemos la luz dentro del armario? Así no podrá esconderse y yo podré dormir.
—Eres un niño sabio.

7 comentarios:

DuvanDA dijo...

interesante y agradable fragmento para leer, tienes un buen blogg, te felicito, te sigo me gustaria que siguieras tambien mis bloggs, a lo mejor te interesen.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
GABRIEL

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LABERINTO ROJO LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA …

José
Ramón...

Diane Ross dijo...

Es una gozada leerte

ficticia dijo...

Qué lindo!
Ay los pequeños y su imaginación...

Breath dijo...

Tienes un nuevo suscriptor :)

Microalgo dijo...

Juaaa, jua!!

Lo del monstruo saliendo del armario uno se lo espera, pero uno (yo, que soy ese uno) no habría sabido traerlo mejor.

Javier dijo...

Bonita forma de torturar al monstruo.