lunes, 3 de octubre de 2011

Románticos y melancólicos

Podríamos vivir en estas calles que no conocen nuestros nombres y alimentarnos de gatos y palomas, que esta ciudad tiene de sobra. ¿Quién iba a darse cuenta? Aunque a ti te mirarían por bonita y a mí por loco, pero podríamos escondernos y esquivar al mundo siempre juntos, románticos y melancólicos y llevar la vida secreta que inventaríamos en constante improvisación.

1 comentario:

chatnoir dijo...

Me sobra el menú a base de gatos y palomas...:)

Saludos.