domingo, 10 de julio de 2011

La locura

Pero yo no sé ser de otra manera, dice ella. Me da miedo la vida, que es siempre un misterio. La locura, en cambio, ya la conozco: somos íntimos, nunca me abandona. Y muchas noches es mi único consuelo.

2 comentarios:

El Escritor dijo...

Mi consuelo preferido. El de varios, supongo.

Saludos, voy a espiar un poco.

Microalgo dijo...

Va a ser bonito ver a esos dos kamikazes de la mano. No quisiera ser un portaaviones en su presencia.