jueves, 30 de junio de 2011

El futuro

Se despierta en mitad de la noche y mira a su novia, que sigue durmiendo. Es tan hermosa, piensa. Pero de pronto tiene una revelación aterradora: el futuro, el futuro, el futuro. Y no cualquier futuro, que podría aceptarlo, sino un futuro gris en el que ella se convertirá en una señora amargada. Ve tardes de aburrimiento en el sofá frente a la tele (y programas de derechas que los llenen de odio). Ve agrias discusiones a causa del dinero. Ve una larga y cruel condena. Así que se viste apresuradamente y se marcha sin decir nada.

3 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Incluso puede que sea ya presente.

Microalgo dijo...

Cobaldica!!

ESGARRACOLCHAS dijo...

Si quieres ver el futuro, tócale el culo a tu suegra.