viernes, 25 de marzo de 2011

Auschwitz en hora punta

Con nuestras cabinas para viajar en el tiempo por fin podrá usted contemplar en vivo y en directo las grandes desgracias de la humanidad. Visite los campos de exterminio. Sea espectador de la explosión atómica en Hiroshima (nuestras cabinas, además de totalmente invisibles, son a prueba de radiaciones). Estremézcase ante los estragos de la peste negra. Vea de cerca la muerte y el sufrimiento.
Recuerde que, en cumplimiento de la legalidad concerniente a los viajes en el tiempo, no nos está permitido intervenir, sólo mirar.

2 comentarios:

Microalgo dijo...

¿Se refiere Usted a la tele?

Sí, supongo que sí.

poetryandmore dijo...

Dices.. --"en lo concerniente a los viajes en el tiempo, no nos está permitido intervenir, sólo mirar."

Ni en la mayoría de las cuestiones decisivas del presente... querido..